Bocadillos espirituales para vivir la Cuaresma: La Anunciación

“Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”. Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel. El ángel le dijo: “No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús”. (Lc 1,26-38)

Hoy comienza a brotar la Navidad.
Hoy comienza la historia de Dios en el seno de una mujer.
Hoy Dios se hace grano sembrado en el vientre virginal de una mujer.
Hoy Dios comienza su historia de encarnación y humanización.
Hoy Dios comienza su historia de óvulo fecundado por el Espíritu Santo.
Hoy Dios comienza su historia cromosómica.
Hoy Dios comienza su historia humana en un vientre de mujer y que florecerá en las pajas de un pesebre.

Hoy, Dios pone de manifiesto la importancia de una mujer sencilla del pueblo.
Hoy, Dios pone de manifiesto la belleza de una mujer que no conoce las salpicaduras del pecado.
Hoy, es Dios que se pone de rodillas delante de una mujer del pueblo, pidiéndole permiso.
Hoy, es Dios pidiendo habitar en el vientre de una mujer.
Hoy, es Dios diciendo que puede prescindir del hombre, pero que no puede prescindir de una mujer.

Hoy comienzan a realizarse las esperanzas de siglos.
Hoy comienza algo nuevo en nuestra historia.
Hoy comienza el protagonismo de una mujer en la historia de amor de Dios a los hombres.
Hoy comienza Dios a depender de la voluntad de una mujer.
Hoy comienza Dios a depender de los hombres.
Hoy comienza Dios a decirnos la verdad de su amor.

Y en el vientre virginal de una mujer comienza a brotar Dios como el grano sembrado en la entraña de la tierra.
Y la “llena de gracia” comienza la historia de lo que es sentirse llena de Dios hasta los bordes.
Y comienza a hincharse de Dios, aquel vientre de virginidad.
Y comienza a hincharse de amor su corazón, latiendo al unísono del corazón encarnado de Dios.
Hoy comienza la otra espera.
La espera de nueve meses de gestación.
La espera de la Navidad.
La espera inesperada de una virginidad convertida en maternidad.

No me resisto a copiar lo que J. L. Blanco Vega escribió sobre este día:
“¿Y cómo diría yo,
lo que un ángel desbarata?
Fue como tener seguras
la casa y en un vendaval sin ruido
ver que el techo se levanta
y entra Dios hasta la alcoba
diciendo:
Llena de gracia,
no me levantes paredes,
ni pongas muro a tu casa,
que por entrar en la historia,
me salto yo las murallas.
Si virgen, vas a ser madre,
si esposa, mi enamorada,
si libre, por libre quiero,
que digas: “he aquí la esclava”.
He aquí la esclava, le dije.
Y se quedó mi palabra
sencilla, sencillamente
en el aire arrodillada”.

La Navidad comienza el 25 de marzo, aunque el Niño nacerá el 25 de diciembre.

Clemente Sobrado C. P.

Anuncios

Una respuesta a “Bocadillos espirituales para vivir la Cuaresma: La Anunciación

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s