Bocadillos espirituales para la Pascua: 2do Domingo de Pascua – Ciclo B

El Señor de la Misericordia

“Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Los otros discípulos le decía: “Hemos visto al Señor”. Pero él les contestó: “Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo” A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos… Luego dijo a Tomás: “Trae tu dedo, y aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo sino creyente” (Jn 20,19-31)

Dos apariciones una sin Tomás y la otra estando Tomás presente en la comunidad.
En la primera aparición, Jesús:
Se reconcilia con los Discípulos.
Los recrea de nuevo dándoles el Espíritu Santo.
Les confía su propia misión.
Les confía el perdonar los pecados.

En la segunda aparición el personaje central es Tomás.
Los discípulos le anuncian a Tomás que “han visto al Señor”.
Pero Tomás es de los que no quiere noticias de segunda mano.
Tomás no quiere ser menos que ellos y se niega a cree si “no ve y toca sus llagas”.

Hemos dicho muchas cosas contra ti, Tomás.
Te hemos llamado el “incrédulo”.
Te hemos dicho prácticamente el “agnóstico”.
Nos vas a perdonar por no saber entenderte.
Nos vas a perdonar por no saber comprenderte.

Hay algo que no estoy de acuerdo contigo.
Te has equivocado por ser tan personalista.
Te has equivocado por ser tan individualista.
Porque tú sabes que:
Jesús se revela en la comunidad.
Jesús se manifiesta en el testimonio de la comunidad.

Y tú no has creído a tus hermanos.
Te comprendo, aunque no te dé la razón.
Tal vez los viste demasiado débiles y poco creíbles.
Conocías demasiado sus debilidades y sus dudas e inseguridades.
No resultaba fácil creer en hombres como tus hermanos.
Sin embargo, esos son los caminos de la fe.
Dios se sirve de los débiles para comunicar el Evangelio.
Dios se sirve de los pobres para anunciar su resurrección.
Dios se sirve de la comunidad para anunciar al mundo que está vivo.
En adelante, que tu ejemplo sirva a todos los “Tomases” que la Iglesia puede ser pobre e incluso con pecado, y sin embargo, es el espacio donde el Resucitado vive y donde el Resucitado es anunciado al mundo.

Por otra parte, Tomás, en algo tiene razón y yo la comparto contigo.
Tenemos demasiados cristianos que nunca “han visto” por eso su fe es tan pobre.
Tenemos demasiados cristianos que nunca han “vivido la experiencia personal” de Dios.
Tenemos demasiados cristianos que de “segunda mano”.
Tenemos demasiados cristianos que creen sencillamente “porque otros creen”.
Tenemos demasiados cristianos que creen por simple tradición.

Y necesitamos cristianos:
Que en algún momento necesita de un encentro personal.
Que en algún momento también ellos vean.
Que en algún momento puedan ver tus llagas gloriosas.

Es cierto que Jesús “alaba a los que creen sin ver”.
Pero luego también nos pide dice “y vosotros sois testigos de esto”.
Tú has sido un privilegiado por poder meter tus dedos en sus llagas.
Nosotros tendremos que ver sus llagas en nuestros hermanos crucificados.
Concédenos la gracia que podamos meter nuestros dedos en las llagas del resucitado en las llagas de los crucificados de hoy.

. Clemente Sobrado C. P.

Anuncios

Una respuesta a “Bocadillos espirituales para la Pascua: 2do Domingo de Pascua – Ciclo B

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s