Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Viernes de la 19 a. Semana – Ciclo B

“Se acercaron a Jesús unos fariseos y le preguntaron para ponerlo a prueba: “¿Es lícito a uno despedir a su mujer por cualquier motivo?” El respondió: “No habéis leído que el Creador en el principio los creó hombre y mujer, y dijo: “Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, y reunirá a su mujer, y serán los dos una sola carne?” (Mt19,3-12)

Jesús no es ni feminista ni antifeminista.
Para Jesús lo que importa es la persona, hombre o mujer.
La pregunta que le hacen ya resulta curiosa:
Primero: ponerle a prueba; vamos a ver si se opone a Moisés.
Segundo: hay que tener cara dura y considerar a la mujer como una cosa que se usa y se tira.
Hubiesen puesto razones que, de alguna manera pudieran justificar el divorcio o la separación.
Pero ellos tienen una mentalidad machista a toda prueba: el divorcio, el despido, la separación “por cualquier motivo”. Hasta la comida tiene poca sal. El matrimonio como una de tantas frivolidades.

Hoy no estamos muy lejos de ellos.
La cantidad de divorcios, de separaciones, de fracasos matrimoniales está a la orden del día.
Pero, eso sí, hoy lo hacemos con más elegancia.
Hoy buscamos razones más cultas.
Además hasta nos permitimos el lujo de hablar de “divorcios civilizados”.

Claro que “divorcio y civilizado” no me encaja demasiado bien.
Porque el divorcio es un “fracaso”. “¿Hay también fracasos civilizados?”
Porque el divorcio es “romper un compromiso”. ¿Se rompen los compromisos civilizadamente?
Porque el divorcio es “ser infiel a la palabra dada”. ¿También esto es civilizado?
Porque el divorcio es “dejar a la otra parte con la vida rota”. ¿También será civilizado?

Pero, dejemos por ahí el divorcio.
Porque, en realidad, es cierto que Jesús habla de la indisolubilidad del matrimonio “desde el principio”. Es decir, por ley de creación y por proyecto de Dios.
Pero, siento que aquí Jesús tiene como trasfondo la “dignidad de la mujer”.
La igual dignidad: “los creó hombre y mujer”.
La mujer no es un estropajo de cocina.
La mujer no es un zapato usado que se tira.
La mujer no es un carro viejo que se cambia por uno nuevo.

No dudamos de que, en la vida puede haber equivocaciones que terminan en fracasos.
Pero cuando el fracaso matrimonial ya parece un juego de chiquillos jugando a canicas, la cosa huele a algo podrido.
Y para nadie es un secreto que:
Muchas de esas incompatibilidades “de carácter” son consecuencia de que el corazón ya no vive en casa.
Muchas de esas incompatibilidades “de carácter” se deben a que ya estamos jugando fuera.

Es que no se puede vivir con alegría, cuando existe de por medio “el engaño” y la “mentira”.
Es que “el engaño y la mentira” no cambia al otro, nos cambia a nosotros, que ya no podemos ser los mismos.
No podemos mirarnos a la cara como antes.
No podemos hablarnos como antes.
No podemos aceptar nuestros fallos como antes.
No podemos tener las delicadezas de antes

El matrimonio no comienza a agrietarse desde fuera.
El matrimonio comienza a agrietarse por dentro.
La infidelidad puede conservar las apariencias externas.
Pero la infidelidad es un virus que mata por dentro.

Lo triste de hoy es que ya no preguntamos si “podemos despedir a la mujer por cualquier motivo”.
Hoy hasta las leyes son suficientemente complacientes.
Se parece a las de Moisés.
Hoy ya no preguntamos “para poner a prueba a nadie”.
A lo más preguntamos para saber si “es moderno o sigue siendo conservador”.
¿No tendremos que revalorizar más el matrimonio?
¿No tendremos que ser más serios con nuestros compromiso, sobre todo cuando está de por medio la vida de alguien?

Clemente Sobrado C. P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s