Bocadillos espirituales para vivir la Navidad: Martes de la Octava de la Navidad – Ciclo C

“Cuando entraban con el niño Jesús sus padres para cumplir con él lo previsto por la ley, Simeón lo tomó en sus brazos y bendijo a Dios diciendo: “Ahora, Señor, según tu promesa puedes dejar a tu siervo irse en paz, porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones, y gloria de tu pueblo, Israel”. (Lc 2,22-35)

Los ancianos y la NavidadEn ese marco de la Navidad han desfilado los testigos que entregaron su vida, los testigos de la mañana de Pascua. Han aparecido los “Niños inocentes”.
Y ahora aparecen los ancianos, en la figura del viejo Simeón.
¿Acaso los ancianos no tienen también una palabra que decir en Navidad?
Si bien la Navidad habla del comienzo de la vida, la ancianidad habla del atardecer.

Han pasado cuarenta días y el Niño es llevado al Templo a cumplir con la Ley.
Pero en el Templo:
Hay alguien que lo espera.
Hay un anciano cargado de años y de promesas.
Hay un anciano, que a pesar de que siente que la vida se le escapa de las manos, no ha perdido la esperanza.
Hay un anciano que esperó hasta el final.
“Había recibido un oráculo del Espíritu Santo: que no vería la muerte antes de ver al Mesías del Señor”.

Siempre es bonito contemplar al abuelito con el nieto en sus brazos temblorosos.
Porque siempre es bello contemplar lo viejo que termina brotando nuevos retoños.
Saber esperar es un don que todos debiéramos pedir.
Saber esperar es un don de quienes no pierden la esperanza.
Saber esperar es un don que va más allá de los años.
Saber esperar es un don que nos permite ver la primavera.
Saber esperar es tener la alegría de la siega.

Es la difícil espera del que siembra.
Es la difícil espera del que comienza.
Es la difícil espera del que se compromete.
Es la difícil espera del que cree que, aún sobre las ruinas, puede surgir lo nuevo.
Es la difícil espera del que pide y no escucha respuesta.

Los ojos de Simeón están ya casi apagados.
Pero logran contemplar la “luz de las naciones”.
Poco importa perder la vista de las cosas, cuando se ha logrado “que mis ojos hayan visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos”.
Mientras sus ojos se van apagando, tiene entre sus brazos “la luz para alumbrar a las naciones, y gloria de tu pueblo, Israel”.

Lo viejo y lo nuevo unidos en un abrazo y en un beso.
Lo viejo que siente la alegría de que detrás no deja un vacío, sino que siente la alegría de que valió la pena vivir para ver lo nuevo que comienza.
Me gusta la frase de Víctor Hugo cuando dice: “En los ojos de los jóvenes vemos llamas, pero es en los ojos de los mayores donde vemos la luz”.
Alguien escribió: “Yo moriré un día cualquiera, de un verano cualquiera, de un año cualquiera.
Entonces. ¡Adelante! No habrá fuerza capaz de detener a quien sueña, a quien construye aún sobre las cenizas,
a quien ama,
a quien espera de la vida el momento mágico de una ilusión,
a quien no olvida que el tiempo pasó,
sí, pero no se llevó consigo tu corazón.
Por tanto, sueña, construye, ama, espera, y no permitas sentirte viejo!”

Es maravilloso el día que amanece.
Pero no es menos maravilloso el día que atardece.
La escena de hoy es la alegría del nacimiento.
Y es la alegría del que ya siente que “ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz”.
Es una invitación a valorar “las vidas nuevas”, pero también para admirar y no olvidar a las vidas que se van ya, gastadas de vivir.
“Amamos las catedrales antiguas, los muebles antiguos, las monedas antiguas, las pinturas antiguas y los viejos libros; pero nos hemos olvidado por completo del enorme valor moral y espiritual de los ancianos”. (Lin Yutang)

Saludos a los que comienzan a los niños que comienzan.
Pero, hoy, mis mejores saludos a los ancianos que se nos van cargados de ilusiones y esperanzas.

Clemente Sobrado C. P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s