Bocadillos espirituales para vivir la Cuaresma: Jueves de la 2 a. Semana – Ciclo C

Dijo Jesús a los fariseos: “Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba espléndidamente cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico. Y hasta los perros se le acercaban a lamerle las llagas”. (Lc 16, 19-31)

No es una parábola contra los ricos ni la riqueza.
Tampoco una parábola que exalta a la pobreza.
Nos habla de cómo el tener y la comodidad puede endurecer el corazón.
Cómo la abundancia y la comodidad nos pueden hacer insensibles.
Pone en evidencia los terribles contrastes en los que podemos vivir los hombres.

No se condena al rico por ser rico, sino por la vida que lleva, sin capacidad para descubrir las necesidades de los demás.
Un simple portal puede impedirnos ver la miseria que hay al otro lado.
Lo malo de nuestra sociedad no está en que haya ricos sino en que haya demasiados pobres.
Lo malo de nuestra sociedad no está en que haya ricos, sino en cierto estilo de vida que contrasta con la miseria de otros.
Lázaro no pide sentarse a la mesa del rico.
Ni pide banquetear espléndidamente al lado del rico.
NI critica ni se enfada contra el que viste de púrpura y lino.
Lázaro solo pide “las sobras”.
Sólo pide lo saciarse con lo que tiraban de la mesa del rico.

Contrastes que invitan a la protesta.
Contrastes que invitan a gritar y a la violencia.
Contrastes que invitan a que la sociedad viva dividida y llena de resentimientos.

El Cardenal Prefecto de la Congregación de la Fe hizo unas declaraciones al periódico L´Osservatore Romano el 25 de julio del 2.012, que pudieran hacernos pensar y que cuestionan a la sociedad y también a la Iglesia:
“¿Cómo podemos hablar del amor y de la misericordia de Dios ante el sufrimiento de tantas personas que no tienen comida, agua, asistencia sanitaria, que no saben cómo ofrecer un futuro a sus hijos, en el que falta verdaderamente la dignidad human, en donde los derechos humanos son ignorados por los poderosos?”

¿Cómo hablarle del amor de Dios a Lázaro que siente más el cariño de los perros que de los hombres?
¿Cómo hablarle de la misericordia de Dios a Lázaro, a quien le niegan las migajas que caen de la mesa de sus hermanos y prefieren echarlas a la basura?
¿Cómo decirle que es “hijo de Dios”, cuando le tratamos como chatarra?
¿Cómo decirle que somos “todos hermanos”, cuando ni le vemos ni le conocemos?
¿Cómo decirle que somos “familia de Dios”, cuando somos incapaces de compartir las migajas?
¿Cómo hablarle de Dios vestidos de púrpura y lino a quien no tiene sino puros andrajos?
¿Cómo hablarle de su dignidad, cuando no tiene más compañía que la de los perros que lamen sus heridas?

Jesús saca la conclusión de “condenación y salvación”.
A nosotros nos sería suficiente hablar de sociedad humana y humanizadora.
Dios nos habla también a través de los Lázaros de todos los tiempos.
También los de hoy y que pasan a nuestro lado y no nos fijamos en ellos.
Y quien no escucha la voz de Dios a través de esos Lázaros, tampoco escuchará la voz del Evangelio aunque sea predicada por el Papa, los Cardenales, los Obispos o Sacerotes.

La parábola está dicha hace muchos siglos.
Hoy no necesitamos que nos cuenten esa parábola.
Porque hay tenemos una realidad que ha dejado de ser simple parábola.

Señor: Sé que no me impides tener, pero sí que sea insensible.
Señor: Sé que no es malo poder vestir y comer bien, pero sí ser indiferentes ante los que visten andrajos y comen lo que encuentran en basureros.
Señor: Yo te pido derribes el portal que me separa de mis hermanos y me impide ver su realidad.
Señor: No te pido envíes alguien del más allá, sino que sepa escuchar a los que me rodean.

Clemente Sobrado C. P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s