Bocadillos espirituales para vivir la Cuaresma: Viernes de la 2 a. Semana – Ciclo C

Envió de nuevo otros criados, más que la primea vez, e hicieron con ellos lo mismo. Por último les mandó a su hijo, diciéndose: “Tendrán respeto a mi hijo”. Pro los labradores, al ver al hijo, se dijeron: “Este es el heredero; venid, lo matamos y nos quedamos con su herencia”. Y, agarrándolo, lo empujaron fuera de la viña y lo mataron. Y ahora, cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?” (Mt 21,33-43.45-46)

Jesús anuncia su muerte a través de una parábola.
Anuncia cómo su muerte significará el cambio de religión.
“Se os quitará a vosotros el Reino de Dios y se dará a otro pueblo que produzca frutos”.

¡Qué poco vale la vida, cuando se trata de enriquecernos!
¡Qué poco vale la vida, cuando se trata de robar lo que no es nuestro!
Eso ayer y hoy.
Aquí se mata a los criados, que son los profetas.
Y aquí se mata al Hijo, que es Jesús.
Y todo por la simple ambición.
Hacernos dueños del Reino de Dios.
No solo nos atrevemos a robar dinero.
No solo nos atrevemos a atracar bancos.
Somos capaces de robarle al mismísimo Dios.
Somos capaces de robarle la Iglesia a Jesús.

Y cuidado que los ladrones no están tan lejos.
Porque tampoco hoy faltan quienes quieren “hacerse dueños de la Iglesia”.
Tampoco hoy faltan los que se creen dueños de la Iglesia.
Tampoco hoy faltan los que quieren que la Iglesia sea como ellos quisieran.
Tampoco hoy faltan los que quieren que la Iglesia responda a sus criterios.
Tampoco hoy faltan los que quieren que la Iglesia sea la que ellos piensan.
Por eso se oponen y critican a los cambios en la Iglesia, porque tendrían que cambiar también.

Hay ciertos celos que expresan que nos queremos hacer dueños de la Iglesia.
Hay ciertas preocupaciones que ponen de manifiesto que la Iglesia es solo como ellos se la imaginan y no como piensa la gente sencilla.
Nadie confiesa abiertamente que se siente dueño de la Iglesia.
Incluso no faltan quienes creen que solo se es fiel cuando somos fieles a su Iglesia.
No faltan quienes se creen con poderes divinos para decidir cómo ha de ser la Iglesia.

Y la Iglesia es propiedad de Jesús.
Y la Iglesia es propiedad de todo el Pueblo de Dios.
Y la Iglesia es propiedad de todos.
Porque Dios actúa a través de todos.
Porque en la Iglesia todos somos constructores del Reino.
Cada uno con su propio carisma.
Cada uno con su propia gracia.
Cada uno con su propia cultura.

Ciertos celos pueden ser una manera de matar también hoy a los profetas que anuncian cambios.
Ciertos celos pueden ser una manera de matar el Espíritu también hoy en la Iglesia.
Ciertos celos pueden ser una manera de matar a Jesús en la Iglesia.

Lo peor que le puede suceder hoy a la Iglesia:
Es que solo algunos se sientan los dueños de la verdad.
Es que solo algunos se sientan los dueños de la fidelidad.
Es que solo algunos se sientan los dueños del Espíritu.
Es que solo algunos se sientan los dueños de la teología.
Es que solo algunos se sientan los dueños de lo que debe hacer o no la Iglesia.

Y excluyan al resto.
Como si Dios no hablase a todo el pueblo de Dios.
Como si el Espíritu fuese exclusivo de unos pocos.
Como si Dios no estuviese en todo el pueblo de Dios.
Como si el Espíritu no hablase y animase a todo el pueblo de Dios.

Nadie es dueño de la Iglesia.
Solo Jesús y el Espíritu son dueños de la Iglesia.
Y ellos están haciendo Iglesia en el corazón de todos.
“A veces, decía el Cardenal Martini, los no creyentes están más cerca de nosotros que muchos devotos de simple apariencia. Usted no lo sabe, pero el Señor, sí”.
La Iglesia es de todos aquellos que escuchan a Jesús y al Espíritu.
Por algo nos dijo Pablo: “no matéis al Espíritu”.

Clemente Sobrado C. P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s