Bocadillos espirituales para vivir la Cuaresma: Sábado de la 2 a. Semana – Ciclo C

El retorno del Hijo PródigoRecapacitando entonces, se dijo: “Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan, mientras yo aquí me muero de hambre. Me pondré en camino adonde está mi padre, y le diré: “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo; trátame como a uno de tus jornaleros”. Se puso en camino a donde estaba su padre; cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se conmovió, y echando a correr, se le echó al cuello y se puso a besarlo”. (Lc 15,1-3.11-32)

La parábola de las parábolas.
La parábola del Padre Dios.
La palabra del hijo hombre.
La parábola del hermano sin hermanos.
La parábola de la fiesta del regreso.

Es la parábola del Padre, pero todos preferimos quedarnos en nuestra condición de hijos.
Un hijo que, en realidad somos todos los hijos.
Un hijo que, en realidad todos tenemos la experiencia de una vida de huérfanos.
Porque, de alguna manera, todos hemos matado a nuestro padre.
Porque, de alguna manera, todos hemos preferido vivir sin padre.
Porque, de alguna manera, todos hemos preferido vivir lejos del padre.

Una parábola:
Que es la parábola de cuantos, algún día, nos hemos ido de casa, pensando que lejos se vive mejor.
Que es la parábola de cuantos, algún día, hemos sentido el vacío de lo que es vivir sin amor.
Que es la parábola de cuantos, algún día, hemos sentido que, lejos de Dios, solo no quedan amigos mientras nos queda plata en el bolsillo.
Que es la parábola de cuantos, algún día, hemos cuidado de cerdos.
Que es la parábola de cuantos, algún día el hambre de Dios nos ha hecho pensar y descubrir lo que hemos perdido.
Que es la parábola de cuantos, algún día hemos preferido ser simples empleados de Dios, pero tener pan para llenar nuestro estómago.

La parábola:
De Dios que, cada día, sale a la ventana, por si regresamos a casa.
De Dios que, cada día, vive de la esperanza de nuestro regreso.
De Dios que, cada día, siente el vacío de que nosotros no estamos en casa.
De Dios que, cada día, siente el dolor de nuestra ausencia.

La parábola:
De Dios que nos ve regresar cuando aún estamos lejos.
De Dios que nos ve regresar antes de que nosotros le veamos esperándonos.
De Dios que nos ve regresar desde lejos y echa a correr.
De Dios que no espera a que lleguemos y nos sale al encuentro.
De Dios que no espera a que le digamos nada y nos estrecha contra su corazón.
De Dios que hace fiesta con nuestro regreso.
De Dios que hace fiesta porque estábamos perdidos y hemos regresado vivos.
De Dios que no puede vivir sin nosotros.
De Dios que, sin nosotros, le falta algo a su corazón.

Es la parábola de cuantos, algún día, nos hemos ido en busca de nuevos placeres, creyendo que eso era vivir la vida.
Es la parábola de cuantos, algún día, hemos pensado que se puede vivir bien, lejos y sin El.
Es la parábola de Dios, que no puede vivir sin nosotros, por más que nosotros pensemos que podemos vivir bien sin El.

Por eso, Señor, permíteme decirte algo que me sale del corazón, en este día de fiesta:

Un día sentí que me faltaba el calor de tus brazos.
Sentí el frío de no contar con ellos. Un frío que enfría el alma.
Me creí libre de ti, Señor, y me encontré esclavo de mí mismo.
Sentí la soledad, aunque estaba con todos.
Sentí la tristeza, aunque todos se reían.
Sentí el vacío, y todos parecían felices.
Hoy vuelvo a Ti, Padre.
Necesito que tus brazos me estrechen.
Necesito que tu corazón me devuelva la alegría.
Necesito que tu calor se lleve mi frío.
Necesito sentir que me vuelves a llamar hijo.
Necesito sentir el calor de tus abrazos.
Necesito sentir el silencio del no reproche.
Necesito sentir que me invitas a tu mesa.
Necesito sentir que Tú mismo me abres la puerta.
Necesito sentir que hoy me dices:
“Entra. Esta es tu casa”.
“Ponte cómodo y hagamos fiesta”.

Clemente Sobrado C.P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s