Bocadillos espirituales para vivir la Semana Santa: Jueves Santo

Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la horade pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amo hasta el extremo… y Jesús sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y volvía a Dios, se levanta de la cena, se quita el manto y tomando una toalla, se la ciñe; luego echa agua en la jofaina y se pone a lavar los pies a sus discípulos, secándoselos con la toalla que se había ceñido”. (Jn 13, 1-15)

Jueves de despedidas.
Jueves del amor.
Jueves de los mandatos.
Jueves de las promesas.
Jueves de traiciones.
Jueves de agonías

Juan, no describe la Institución de la Eucaristía.
Juan la anunció pero luego no la describe.
Pero nos describe una Eucaristía en vivo.

Noche de la despedida:
Jesús toma conciencia de haber salido del Padre.
de haber estado con nosotros en el mundo.
de que ha llegado el momento de regresar al Padre.
Cierra el círculo entre el salir, venir, estar, regresar.
“Salió del Padre, vino a nosotros, estuvo entre nosotros y ahora regresa al Padre”.
Círculo que debiera ser el cada uno de nosotros.
Nacidos en el corazón del Padre antes de la creación.
Tenemos nuestro tiempo de morar en el mundo.
Y tenemos el momento de regresar al corazón del Padre.

Noche de la celebración del amor:
La Encarnación como el sacramento del amor del Padre.
“Tanto amó Dios al mundo que envió a su Hijo”.
La Eucaristía como nueva encarnación de Jesús en el pan y el vino.
“Tomad y comed esto es mi Cuerpo, tomad y bebed esta es mi sangre”.
La Eucaristía es el sacramento del amor de Jesús a los hombres.
La Eucaristía es el sacramento del amor que se hace servicio.
La Eucaristía es el sacramento de desnudarse del manto de Señor y Maestro y revestirse de la toalla de los que sirven lavando los pies a los hermanos.
“Haced vosotros lo mismo”.
La Eucaristía es el sacramento de la fraternidad y el amor que se hace servicio.
La Eucaristía es el sacramento de Dios arrodillado delante de los hombres.
La Eucaristía es el sacramento de Dios hecho esclavo al servicio de los hombres.
La Eucaristía es el nuevo sacramento de la encarnación.
En la primera encarnación, Jesús se rebaja a la condición humana, un hombre cualquiera.
En la encarnación de esta noche, Jesús se rebaja a la condición de “pan que será cuerpo entregado” y “sangre derramada” por vosotros y todos los hombres.

No hay verdadera Eucaristía donde no hay servicio.
No hay eucaristía donde no hay encarnación compartiendo la suerte de los hombres.
Pedro lo sabe por experiencia. No acepta a Jesús arrodillado delante de él.
Pero Pedro está poniendo en riesgo su amistad con Jesús: “Si no te lavo los pies no tienes parte conmigo”.

Noche de los mandatos:
Primer mandamiento: lavar los pies a los demás: “mandamiento de servicio” “también vosotros lavaos los pies unos a otros”.
También ser los servidores de los demás.
Segundo mandamiento: de “haced esto en memoria mía”.
Ser cristiano es vivir como sacramentos de la memoria del “cuerpo entregado y la sangre derramada”.
Tercer mandamiento del amor: “Amaos los unos a los otros como yo os he amado”.
Cuarto mandamiento de la unidad: “sed uno como yo y el Padre somos uno”.

Noche de las promesas:
No os dejaré solos.
Os enviaré al “Defensor”, al “Consolador”.
Os enviaré al “Espíritu Santo”.

Celebrar la Eucaristía:
Ha de ser revivir esta Cena de despedida.
Ha de ser revivir lo que Jesús nos ha revelado.
Ha de ser revivir lo que Jesús ha hecho por nosotros.
Ha de ser revivir el amor con que Jesús nos ha amado.
Incluso si a nuestro lado está el traidor, el que nos ha herido.
Ha de ser revivir la presencia del Espíritu en medio de nosotros.
Ha de ser recrear la comunión y la comunidad fraterna del Padre y el Hijo.

Señor: En esta noche lava mi corazón de todo lo que me impide amar.
Señor: En esta noche lava mi corazón de todo egoísmo que me impida servir a todos.
Señor: En esta noche lava mi corazón de todo que crea división entre mis hermanos.
Señor: En esta noche lava mi corazón de todo lo que me impida ser “comunión”.
Señor: En esta noche hazme pan de mis hermanos.

Clemente Sobrado C. P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s