Bocadillos espirituales para vivir la Semana Santa: Viernes Santo

“Mirarán al que traspasaron”. (Jn 19,37)

Este año el principio y el fin se encuentran.
El 25 de marzo celebramos la Anunciación y la Encarnación en el seno de María.
Y este año celebramos la Muerte de Jesús.
La Encarnación como el “Sí de Jesús” y el “Sí de María”.
Viernes Santo el “Sí de Jesús” y el “Sí de María al pie de la Cruz”.
Y el “no de los hombres a Dios”.

¡Cómo cambian las cosas!
Hasta hace unas horas, la Cruz era “signo de maldición”.
Y el que colgaba del madero era un “maldito”.
Pero, desde que Jesús subió a la Cruz:
Ni la Cruz es una maldición,
Ni el crucificado un maldito.
Cruz y Crucificado se hacen bendición, salvación, redención.
Porque se hacen vida y se hacen revelación de Dios.

Ya lo había dicho Jesús. “Cuando sea levantado en alto atraeré a todos hacia mí”.
Y el profeta lo había anticipado: “Mirarán al que traspasaron».
Lo que era signo de ignominia ahora se hace signo y palabra de revelación.
Desde ahora la Cruz será un lugar de cita de Dios con el hombre y del hombre con Dios.
Y cuando Dios y el hombre se encuentran y se dan la mano en la Cruz de Jesús,
Dios se revela en sus intimidades al hombre y el hombre descubre la verdad de Dios y su propia verdad.

Ahora, cuando el hombre quiera saber algo de Dios, le bastará mirar a la Cruz.
Y en ella podrá leer “el amor hasta el extremo” que Dios le tiene.
Y Dios se revelará como amor y como vida.
Tanto amó Dios al mundo que entregó a su propio hijo,
para que todo el que crea en él tenga vida eterna».
Ahora, cuando el hombre quiera saber algo de sí mismo, le basta mirar a la Cruz.
Ahora, cuando el hombre quiera saber algo de su dignidad, le basta mirar a la Cruz.
Ahora, cuando el hombre quiera saber lo importante que es, le basta mirar a la Cruz.

El misterio de la Cruz nos clarifica toda la vida de Jesús que se hace inteligible al hombre.
Lo que antes era incomprensible ahora se hace claridad.
Y a la vez, la Cruz clarifica la verdad de Dios para con el hombre.
Es así como valora Dios al hombre, al precio de la vida de su Hijo.
La historia entera apunta hacia la Cruz.
En la Cruz la historia de salvación llega a la plenitud de su verdad.
Y en la Cruz da comienzo una nueva historia para los hombres.
Y en la Cruz da comienzo la nueva dignidad del hombre.

Creer, es para el cristiano mirar a la Cruz.
Creer, es para el cristiano descubrir el amor.
Creer, es para el cristiano encontrarse con la vida.
Creer, es para el hombre encontrarse consigo mismo.
Cristiano es aquel que mira a la Cruz y en ella se reconoce como amado de Dios. Cristiano es aquel que mirando a la Cruz, aprende a leer de una manera diferente su propia vida.
Cristiano es aquel que, mirando a la Cruz, aprende a leer de manera distinta su propia historia.
Mirar a la Cruz, es sentirse bendito en quién pasó por la experiencia de la maldición.

El Viernes Santo es un mal día para Dios.
El Viernes Santo es el día en el que el hombre niega a Dios todos sus derechos.
Y sin embargo, el Viernes Santo es el mejor día de Dios.
Porque, por fin, ha logrado expresarse a sí mismo como amor.
Porque, por fin, ha logrado decirle al hombre lo importante que es para él.
Porque, por fin, ha logrado decirle al hombre como debe amar a sus hermanos.
Porque, por fin, ha logrado decirle al hombre que la muerte es vida.
Porque, por fin, ha logrado decirle al hombre que está salvado.

El Viernes Santo es una invitación:
A mirar a la Cruz, no como un castigo, sino como expresión de amor.
A mirar a la Cruz, como testimonio de fidelidad hasta dar la vida.
A mirar a la Cruz, como la única manera de conocerle y conocerse.
A mirar a la Cruz, como la única manera de saber mirar al hombre.

Ahora, Señor, te conocemos.
Ahora, Señor, sabemos que era verdad.
Ahora, Señor, sabemos que nos amas.
Ahora, Señor, sabemos lo que valemos.
Ahora, Señor, sabemos lo importantes que somos para ti.
Ahora, Señor, sabemos que existe la esperanza.

“Adorámoste, Cristo, y te bendecimos, porque por tu santa Cruz, redimiste al mundo”.

Clemente Sobrado C. P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s