Bocadillos espirituales para vivir la Pascua: Domingo 5 – Ciclo C

“Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: “Ahora es glorificado el Hijo del hombre y Dios es glorificado en él. Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en mismo; pronto lo glorificará. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la conocerán todos que sois discípulos míos es que os amáis unos a otros”. (Jn 13, 31-33.34-35)

La presencia de Judas en el Cenáculo hacía pesado el ambiente.
La presencia de Judas limitaba la libertad de expresión.
La presencia de Judas era como una nube que aprisionaba el corazón.
La presencia de Judas era como el aguafiestas de aquella cena de Pascua.
Su salida como que liberó aquel clima de pesadez.
Su salida abrió el corazón de Jesús que se sentía como aprisionado.

Sería interesante:
Sentir los sentimientos de Judas al alejarse definitivamente del grupo.
Sentir los sentimientos de Judas al alejarse con el alma a oscuras.
Sentir los sentimientos de Judas al alejarse solo consigo mismo.
Sentir los sentimientos de Judas al alejarse a solas rumiando su traición.
Sentir los sentimientos de Judas al alejarse a solas consigo mismo sin el amor de nadie.
Externamente puede ocultar sus propios sentimientos.
Externamente puede ocultar su mentira y traición.
Externamente puede ocultar sus bajos sentimientos.
Pero interiormente se siente sumido en la oscuridad.

Con la salida de Judas, los sentimientos de Jesús comienzan a aflorar:
Nada de amargura.
Nada de resentimiento.
Ciertamente que su corazón debió de llenarse de pena al ver que su amor no fue capaz de ganarse el corazón de uno de los suyos.
En su corazón debió sentir la desilusión del que veía alejarse de su amor.
Pero para Jesús un aire puro comienza a respirarse.
Fue como si las ventanas se hubiesen abierto y se purificase el ambiente.
Para Jesús es el comienzo de su camino de glorificación del Padre.
Para Jesús es el comienzo de su camino de glorificación de sí mismo.
Para Jesús es el comienzo de la realización de sí mismo.
Para Jesús es el comienzo de la realización de su obra.

Ahora, liberado de la presencia del traidor, siente que algo nuevo está comenzando.
Sin la presencia del traidor, su corazón se vuelca para con los que quedan.
Sabe que también ellos son débiles.
Sabe que aún queda Pedro que lo negará, no por malo sino por débil.
Pero también sabe que siguen abiertos a la acción de su amor.
Y por eso, les anuncia la nueva realidad:
La realidad del amor.
La realidad de prolongar su amor.
“Un mandamiento nuevo os doy: “que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros”.
Amaos unos a otros, aunque alguien os traicione.
Amaos unos a otros, aunque alguien os venda por treinta cochinas monedas.
Que vuestro amor no se paralice por una traición.
Que vuestro amor no se paralice por treinta monedas.
“Amaos como yo os he amado”.

Y esa será vuestra señal.
Nadie os identificará por tener mucho poder.
Nadie os identificará por poseer mucha riqueza.
Nadie os identificará por subir por encima de los demás.
A vosotros os conocerán como “discípulos míos”.
Porque os amáis.
Porque amáis a los demás.
Porque amáis a todos.
Porque no delatáis a los que os engañarán la vida.
Porque no os vengaréis de los que os traicionarán.
Porque, a pesar a todo, vuestro corazón seguirá lleno de amor.
Hasta “amar a vuestros enemigos”.
Hasta “amar como yo os he amado”,

Fuera las fuerzas del mal están maquinando traiciones.
Dentro del Cenáculo, Dios está maquinando un mundo de amor.
Fuera, la traición está haciendo más noche a la noche.
Dentro del Cenáculo, el amor está llenando de luz la noche.

Clemente Sobrado C. P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s