Bocadillos espirituales para vivir la Pascua: Lunes de la 6 a. Semana – Ciclo C

“Dijo Jesús a sus discípulos: “Cuando venga el Defensor, que os enviaré desde el Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí; y también vosotros daréis testimonio, porque desde el principio estáis conmigo. Os he hablado de esto para que no tembléis”. (Jn 15, 26-16.4)

¡Qué poco sabemos de nosotros!
¡Qué poco sabemos de Dios!
Porque, cuando uno escucha hablar a Jesús, movido por el Espíritu, diera la impresión de que somos como uno de esos relojes suizos de precisión.
Externamente somos como el resto de la gente.
Pero, internamente existe en nosotros todo un mecanismo espiritual maravilloso.

Según Jesús no todo termina en El.
Necesitamos nos envíe al Espíritu Santo desde el Padre.
La vida interior es siempre trinitaria.
El Padre nos envió a Jesús.
Jesús nos enviará al Espíritu Santo.
Es el Espíritu de la verdad.
Es el Espíritu que testimonia a Jesús dentro de nosotros.
Porque no basta conocer a Jesús por simples referencias.
Porque no basta conocer a Jesús de simples oídas.
Es preciso conocer a Jesús por el testimonio del Espíritu Santo en nosotros.
Es el Espíritu Santo quien nos da el verdadero conocimiento de Jesús.
Quien nos da la verdadera experiencia de Jesús.
Quien nos hace conocer la verdad de Jesús.

“Sin el Espíritu Santo:
Dios se ausenta,
Cristo queda lejos como un personaje del pasado,
El Evangelio es letra muerta,
La Iglesia pura institución,
La esperanza es reemplazada por la institución.
La misión se reduce a propaganda.
La liturgia se congela.
La audacia evangelizadora desaparece” (Pagola)

Y añade:
“Sin el Espíritu Santo, las puertas de la Iglesia se cierran, los carismas se extinguen, la comunión se resquebraja, el pueblo y la jerarquía se separan, la comunicación se debilita, el debate fraterno es sustituido por la polémica o la mutua ignorancia, se produce el divorcio entre teología, la catequesis se hace adoctrinamiento, la autoridad se degrada en dictadura, la vida cristiana en moral de esclavos, la libertad de los hijos de Dios se asfixia, surge la apatía o el fanatismo, y la vida de la Iglesia se apaga en la mediocridad”. (id)

Es que la misión del Espíritu que Jesús nos enviará desde el Padre es la de: testimoniar al Padre,
testimoniar al Hijo,
testimoniar el Evangelio,
testimoniar a la Iglesia,
testimoniar la misión,
testimoniar la misión a la que estamos llamados.

El Espíritu está llamado a testimoniar a Dios en nosotros, a fin de que Dios se convierta en Padre.
El Espíritu está llamado a testimoniar a Jesús en nosotros, a fin de sentirlo y experimentarlo como revelación del Padre.
Es el Espíritu de la verdad.
De la verdad de Jesús y el Evangelio.
De la verdad de cada uno de nosotros

Por eso:
El Espíritu está llamado a convertirnos también a nosotros en testigos.
El Espíritu está llamado a convertirnos a nosotros en testimonios de Jesús.
El Espíritu está llamado a hacer de nosotros transparencias de Jesús.
El Espíritu está llamado a hacernos testigos que hacen creíble a Jesús.
El Espíritu está llamado a hacer de nosotros testigos vivos del Evangelio.

Resulta maravilloso el dinamismo espiritual del hombre nuevo en Jesús.
Por una parte: es el Espíritu quien nos abre la mente y el corazón para conocer a Jesús.
Y por otra parte: es el Espíritu quien nos hace a nosotros esos mismos testigos de Jesús.
Y es ahí donde está nuestra fortaleza.
Jesús es consciente de que no será fácil “testimoniarle a El”.
Y que testimoniarle implica sus riesgos.
Pero que tenemos por que tener miedo
Nada de temblar de miedo.
Tanto El como el Espíritu nos habitan y actúan en nosotros.

Y la verdad es que no somos nosotros los que actuamos.
Sino el Espíritu quien actúa en nosotros y nos hace capaces de grandes cosas que nunca hubiéramos soñado.
¿Alguien conoce realmente ese mecanismo espiritual de Dios en nosotros?
Cada vez me convenzo más de lo poco que nos conocemos.

Clemente Sobrado C. P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s