Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Jueves de la 9 a. Semana – Ciclo C

“¿Qué mandamiento es el primero de todos? El primero es: “Escucha, Israel, el Señor nuestro Dios es el único Señor; amarás al Señor, tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser”. El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay mandamiento mayor que estos dos”. (Mc 12,28-34)

Aún no hemos aprendido la lección.
Acabo de mirar el Derecho Canónico y me encuentro con 1752 y con varios Apéndices.
Vayan ustedes a ver las leyes o Normas de cada Diócesis.
No quiero ni mirar al Código Civil, al Código Penal y demás Códigos.
Nos encantan los bosques de leyes.

Jesús es mucho más simple y sencillo.
Para él dos mandamientos son suficientes:
Amar a Dios.
Amar al prójimo.
“No hay mandamiento mayor que estos”.

Quisiera saber:
¿Cuál es el mayor mandamiento en la Iglesia?
¿Quisiera saber a qué mandamiento damos más importancia nosotros?
Si hacemos una encuesta, apuesto a que el mandamiento al que más importancia damos es sin duda el “Sexto”.
Si dudan miren los antiguos Textos de Moral, que a mí me toco estudiar.
Y, en caso de duda, veamos de qué mandamiento más nos acusamos al confesarnos.
¿Logrará el Papa Francisco regalarnos una Iglesia “del amor y la misericordia”?
“Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre. El misterio de la fe cristiana parece encontrar su síntesis en esta palabra”. (Bula n 1)
Este parece ser su deseo:
“¡Cómo deseo que los años por venir estén impregnados de misericordia para poder ir al encuentro de cada persona llevando la bondad y la ternura de Dios!” (Bula 5)

Para Jesús:
La vida se solucionaría con solo dos mandamientos.
La vida se solucionaría solo con el mandamiento de “Amar”.

Lo maravilloso del cristianismo es que Dios solo nos pide una cosa.
Que le amemos de verdad.
Que nos amemos de verdad.
Si tomásemos en serio esto, Dios dejaría sin trabajo a los abogados.
Y esto sí sería un problema serio.
Apuesto a que el Tribunal Constitucional tendría que definir si eso era “constitucional”.

Aquí ya nadie pregunta por el prójimo ¿quién es mi prójimo?
Aquí se nos manda amar a “Dios” y no a “nuestros dioses”.
Aquí se nos manda amar “no a nuestro” prójimo sino “la prójimo”.
Es decir, para evitar equivocaciones: a todos.
No se nos piden cosas raras ni difíciles.
Se nos pide algo que todos podemos hacer.
Me gusta la frase de Pascal: “El amor no tiene edad; siempre está naciendo”.
Lo triste es lo que escribía Eric Fromm: “Hablamos mucho de nuestra sed de amor. Pero casi siempre creemos que es lo menos importante”.

Nuestro Dios cristiano, el que Jesús nos reveló y en el que cree nuestra fe es de lo más maravilloso:
No sé si es El que quiere adaptarse a nosotros.
O si es El que nos quiere poner a nosotros a su altura.
Porque no basta “amarle a El solo”.
Porque el amor a El es un amor a medias si a la vez, no amamos al “prójimo”.
Porque nuestro amor tiene dos pies.
Porque nuestro amor no es cojo ni anda con muletas.
Los dos pies del amor son: Dios y el prójimo.

A veces me entran serias dudas, conmigo mismo y con los demás:
Todos pensamos andar muy bien.
Y sin embargo, creo hay demasiados cojos.
Cojos porque no aman a Dios.
O cojos porque no aman al prójimo.
Si tuviésemos que llevar muletas porque no amamos a uno de los dos, pienso que las calles sería una exposición de muletas y la misma Iglesia sería un museo de muletas.
“Quien ama a Dios y no ama al hermano es un mentiroso”, nos dice Juan.
Pero hoy estoy feliz por la buena noticia: que tengo que ser amado como es amado Dios. ¡Ya veis! ¡Estamos arriba!

Clemente Sobrado C. P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s