Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Lunes de la 24 a. Semana – Ciclo C

“Cuando terminó Jesús de hablar a la gente entró en Cafarnaún. Un centurión tenía enfermo, a punto de morir, a un criado a quien estimaba mucho. Al oír hablar de Jesús, le envió unos ancianos de los judíos, para rogarle que fuera a curar a su criado. Ellos, presentándose a Jesús, le rogaban encarecidamente: “Merece que se lo concedas, porque tiene afecto al pueblo y nos ha construido la sinagoga”. (Lc 7,1-10)

Celebramos hoy el Santísimo Nombre de María.
Posiblemente no esté registrado en ningún libro.
Pero el nombre de “María” está escrito en el corazón de Dios.
Tendremos que saludar hoy a “todas las Marías” que no son pocas.

El Evangelio está lleno de fe y de humanidad.
Y no se trata de un judío, sino de un centurión romano.
Se trata de la oración de un pagano.
Una petición curiosa.
No pide nada para él ni su familia.
Pide para un simple criado.
No se atreve a acudir él mismo por su condición de pagano.
Utiliza la mediación de unos ancianos judíos.
Unos ancianos judíos que le instan a Jesús nada menos que por un pagano romano dominador del pueblo.

Toda una serie de detalles llenos de humanidad.
También los paganos terminan creyendo en Dios.
También Dios escucha la oración de los paganos.
Y hasta Jesús alaba la fe de un pagano.
“Os digo que ni en Israel he encontrado tanta fe”.
También en el corazón de los que dicen no creer hay una presencia de Dios.
También en el corazón de los que dicen no creer actúa la gracia de Dios.
Porque Dios no excluye a nadie.
Ni siquiera de quienes se consideran dueños del poder.
Dios es para todos, por más que cada uno le demos un nombre diferente.

Un detalle muy humano:
Pide por la salud de un criado.
Pide por la salad de un siervo que está a su servicio.
Pide por la salud de alguien que no es ni de su familia.
Sentimientos humanos de un pagano.
Sentimientos de solidaridad de un pagano.
Porque también fuera de la Iglesia existe mucha bondad en los corazones.
Y hasta nos podríamos preguntarnos:
¿Cómo vemos nosotros a aquellos que están a nuestro servicio?
¿Cómo vemos nosotros a aquellos que llamamos “servicio doméstico”?
¿Qué interés tenemos nosotros por los empleados que nos sirven cada día?

Y otro dato importante.
Aquí los intermediarios son “ancianos judíos”.
Cierto que lo hacen en reconocimiento a los favores que ellos mismos han recibido del pagano.
Cierto que lo hacen en reconocimiento al trato que han recibido de él.
“Les hizo la sinagoga”.

Cuando se trata de atender a los demás:
El sufrimiento de los otros está por encima de las diferencias religiosas.
El sufrimiento de los otros está por encima de nuestras creencias.
El sufrimiento de los otros nos une a todos en una misma fraternidad.
De ahí que el mismo Concilio Vaticano II nos habla de la “cooperación incluso con aquellos que no son miembros de la Iglesia”.
El sufrimiento del hombre está por encima de nuestras diferencias.
El sufrimiento del hombre nos une a todos, y todos somos responsables.

Dios es misterioso. El corazón del hombre también.
Nadie sabe lo que hay dentro del corazón de aquel que dice no creer.
Nadie sabe lo que hay dentro del corazón de aquel que se considera pagano.
Hasta es posible que dentro haya más fe que en cuantos nos creemos los únicos.
Dios no mira la nacionalidad de cada uno.

Cuando fue elegido Francisco, muchos enseguida le pusieron apellido: “Latinoamericano”, “Argentino”. Personalmente rompí varios afiches con esos calificativos. Desde el momento en que es nombrado Pontífice, ya no es de ninguna parte sino de toda la Iglesia. Es el hombre universal. Desaparecen los nacionalismos, porque su corazón tiene que universalizarse. Desaparecen los apellidos.
Cuando se trata de hacer el bien, ya no cuentan los particularismos.

Clemente Sobrado C. P.

Anuncios

Una respuesta a “Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Lunes de la 24 a. Semana – Ciclo C

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s