Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Martes de la 28 a. Semana – Ciclo C

“Un fariseo lo invitó a comer en su casa. El entró y se puso a la mesa. Como el fariseo se sorprendió al ver que no se lavaba las manos antes de comer el Señor le dijo: “Ustedes, los fariseos, limpian por fuera la copa y el plato, mientras que por dentro están llenos de robos y maldades. ¡Necios! El que hizo lo de fuera ¿no hizo también lo de dentro?” (Lc 11, 37.41)

Hoy están de moda tanto el maquillaje como la cirugía estética.
¿Cuánto se gastará cada día en maquillaje?
El día que desaparezcan los espejos será toda la una tragedia.
¿Y cuánto cuesta la cirugía estética?
Cuando las arrugas amenazan nuestros rostro, a estirar la piel con el doctor.
Las novias el día de la Boda se pasan horas arreglando la cara y el peinado.
Lo importante no es lo que somos, sino lo que aparentamos.
Como si la cirugía de estirarnos la piel nos quitase años.
Lo importante es lo que se ve.

El Evangelio de hoy nos revela una gran realidad.
El problema entre lo interior y lo exterior.
Una realidad que nos afecta a todos.
Una realidad que nos cuestiona a todos cada día.
Todos queremos aparentar, aunque no seamos.
Vivimos más del maquillaje, que de la realidad.
Y de esto no nos libramos nadie, bueno, casi nada.

Los fariseos han pasado a la historia como los que ostentan y aparentan, pero no son.
Pero quién no lleva mucho de fariseo en su vida.
Comenzamos el día haciéndonos nuestro “tarrajeo” ante el espejo.
Comenzamos el día perfumándonos antes de salir a la calle.
Y a todos nos parece normal.
Yo también lo hago, porque trato de arreglar los cuatro pelos que me quedan para cubrir el pedazo de calavera que me queda.

El problema está cuando esto se convierte en un problema religioso.
Nadie quiere aparecer como mentiroso.
¿Pero cuántos dejan de mentir durante el día?
Nadie quiere aparecer como deshonesto.
¿Pero cuántos a lo largo del día metemos gato por liebre?
Nadie quiere aparecer como infiel.
¿Pero cuántos llevamos luego una doble vida?
Nadie quiere aparecer injusto.
¿Pero cuántos pagamos lo que es debido?
Nadie quiere aparecer como ladrón.
¿Pero cuántos no se llevan aunque sea unos chocolates del supermercado?
Y no hablemos de la “corrupción” hoy tan de moda.

Dios tiene otra manera de mirarnos.
Dios se fija poco en las apariencias.
Dios suele mirar al corazón.
Dios se fija poco en lo que aparentamos.
Pero se fija en lo que somos.
Dios no se fija en la nariz poco estética.
Pero sí en la estética del alma.
Cuidar lo de afuera no es malo.
Pero que las apariencias bonitas de afuera no escondan la fealdad de lo de dentro.

Nos acercamos a comulgar a Cristo en nuestro corazón.
Pero salimos de la Iglesia y lo primero que hacemos en chismorrear de los demás.
Rezamos nuestro Padre nuestro.
Pero ¿quién acepta de verdad a Dios como Padre y a los demás como hermanos?
Rezamos nuestro Padre nuestro.
Pero, ¿quién perdona de verdad al hermano?
Rezamos nuestro Padre nuestro.
Pero, ¿quién se compromete luego en la construcción de su Reino?
Vamos a Misa, hasta es posible que lo hagamos cada día.
Pero ¿vivimos luego el misterio pascual en nuestros corazones?

El día de mi ordenación se me dijo que “viviese lo que anunciaba y que fuese lo que celebraba?”
Figuro como buen sacerdote, pero ¿vivo lo que anuncio?
Me creo buen sacerdote, pero ¿soy lo que celebro?
Es fácil lavarse las manos.
Y, por higiene tendremos que hacerlo.
Lo difícil es lavar de verdad el corazón.
Es fácil ser guapos y bonitos por fuera.
Lo difícil es la belleza del corazón.

Dios no nos quiere sucios por fuera.
Pero sí quiere vernos limpios por dentro.
Me gustan las flores porque son las mismas por dentro y por fuera.

Clemente Sobrado cp.

Anuncios

Una respuesta a “Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Martes de la 28 a. Semana – Ciclo C

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s