Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Jueves de la 32 a. Semana – Ciclo C

“A unos fariseos que le preguntaban cuándo iba a llegar el reino de Dios, Jesús les contestó: “El reino de Dios no vendrá espectacularmente, ni anunciarán que está aquí o está allí; porque mirad, el reino de Dios está dentro de vosotros”. (Lc 17,20-25)

Muchos tenemos la curiosidad de saber qué va a suceder.
Pero no hacemos nada para que suceda.
Confieso que, cada mañana enciendo la radio para escuchar el parte metereológico.
Qué tiempo va a hacer.
Qué temperatura tendremos.
Claro que, aquí no puedo hacer nada.
Pero la curiosidad nadie me la quita.

A nosotros nos encanta el ruido.
A Dios le fascina el silencio.
A nosotros nos encanta llamar la atención.
A Dios le encanta entrar callandito.
Callandito se encarnó en el seno de María.
Callandito nació en Belén.
Callandito se pasó los años de Nazaret que no sabemos nada de lo que hizo.

Y lo que hace, Dios también lo hace sin hacer ruido alguno.
Por eso el reino de Dios se hace presente en silencio y sin palabras.
Dios no es de los que se acerca a nosotros “espectacularmente”.
Tampoco que otros alboroten el ambiente.

Dios está a nuestro lado y no le sentimos.
Dios habla a nuestro corazón y casi no le escuchamos.
Dios actúa en nosotros y no dice nada.
Alguien dijo muy bien:
“Más ruido hace el árbol podrido que se cae, que todo el bosque que crece”.
“Más ruido hace una bofetada que una caricia”.
“Más ruido en enfado que una sonrisa”.

Los fariseos le preguntan “cuándo iba a llegar el reino de Dios”.
¿Le preguntaban por interés de recibirlo?
¿Le preguntaban porque esperaban señales ruidosas?
Por eso, la respuesta de Jesús resulta de lo más curioso:
Preguntan cuando llegará.
Y resulta que lo tienen en sus propias narices.
Preguntan cuando llegará y qué signos le precederán.
Y resulta que el reino de Dios ya está dentro de nosotros.
Preguntan cuando llegará el mundo nuevo.
Y no se dan cuenta de que el mundo nuevo entra por el corazón.
Preguntamos ¿dónde está Dios?
Y lo llevamos dentro de nosotros sin enterarnos.
Preguntamos cuando llegará Dios.
Y resulta que ya llegó y camina con nosotros.

Dios no cambia el mundo con el ruido de la música rock.
Dios no cambia el mundo con grandes aplausos.
Dios no nos cambia en base a gritos y ruidos.
Dios se hace presente en nuestros corazones en silencio.
Dios está dentro de nosotros y no saca ruido alguno, por eso no le escuchamos.

Es que el reino de Dios no se hace con grandes algarabías.
Es que el reino de Dios entra por las rendijas del alma sin que lo sintamos tocar a la puerta.
Es que el reino de Dios no hace alborotos.
Dios está dentro sin decir nada.
El reino de Dios no lo lograremos con alborotos y grandes manifestaciones, sino con el silencio de la oración.
El reino de Dios no lo descubriremos echan cohetes.
El reino de Dios comenzará silenciosamente cambiando nuestros corazones.
El reino de Dios no se hará presente con toque de tambores.
El reino de Dios se hará presente descubriéndolo y experimentándolo dentro de nosotros.

El reino de Dios no “llegará”.
El reino de Dios “ya está”.
El reino de Dios “no serán grandes acontecimientos”.
El reino de Dios está presente en la vida misma de Jesús.
El reino de Dios está en tu corazón, callado, pero actuando un nuevo mundo.

No esperes a que Dios venga con grandes pregoneros.
El reino de Dios es presencia silenciosa.
El reino de Dios habla en tu corazón sin que los demás lo oigan y escuchen.
Los santos nos resultan extraños, porque nosotros no escuchamos lo que ellos escuchan silenciosamente dentro de su corazón.
Lo importante es que sepamos escuchar el silencio de su presencia.
Lo importante es que sepamos encontrarnos con Dios sin hacer ruido.

Buscaba a Dios y lo tenía a mi lado.
Buscaba a Dios y estaba dentro de mí.
El reino de Dios es como el perfume que lo sentimos sin que hable.

Clemente Sobrado cp.

Anuncios

Una respuesta a “Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Jueves de la 32 a. Semana – Ciclo C

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s