Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Viernes de la 33 a. Semana – Ciclo C

Mi casa es casa de oración“Entro Jesús en el templo y se puso a echar a los vendedores, diciéndoles: “Escrito está: Mi “casa es casa de oración”, pero vosotros la habéis convertido en una “cueva de bandidos”. Todos los días enseñaba en el templo”. (Lc 19, 45-48)

“No se puede servir a dos señores: o le das culto al Dios viviente o le das culto al dinero, a las riquezas”. “Pero, ¿por qué Jesús la ha tomado contra el dinero, contra las riquezas? Porque la redención es gratis, la gratuidad de Dios es la que Él viene a traernos, la gratuidad total del amor de Dios. Y cuando la Iglesia se convierte en negocio, se dice que… la salvación no es tan gratuita… Por esto Jesús coge el látigo en la mano para hacer este rito de purificación en el Templo”. (Papa Francisco: Homilía)

Jesús es claro.
Jesús no disimula las cosas.
Jesús no es de los que trata de disimular las cosas.

El templo tiene una misión
Ser casa de Dios.
Lugar de encuentro con Dios.
El templo nos habla de Dios, de encuentro de Dio.
Lugar de hablar con Dios
Lugar de escucha de Dios.

Tú puedes pasar muchas casas, pero no puedes dejar que profanemos la casa de Dios.
Puede ser un templo pobre.
Pero no puedes dejarlo profanar.
Prefieres tu templo cerrado, pero no convertido en mercado dominical.
Prefieres verlo vacío, pero no convertido en discusión de precios.
Prefieres verlo vacío, a verlo no lleno de bueyes.

Comentando esto el Papa contó una anécdota y una experiencia:
“una vez, apenas ordenado sacerdote, estaba con un grupo de universitarios, y quería casarse una pareja de novios. Habían ido a una parroquia: pero querían casarse con una Misa. Y allí, el secretario parroquial dijo: ‘No, no se puede’, ‘¿Pero por qué no se puede con la Misa? Si el Concilio recomienda hacerlo siempre con una Misa…’- ‘No, no se puede, porque si dura más de 20 minutos no se puede’ -‘Pero ¿por qué?- ‘Porque hay otros turnos’. ‘Pero nosotros queremos Misa’ ‘Entonces paguen dos turnos’. Y para casarse con la Misa tuvieron que pagar dos turnos. Esto es un pecado de escándalo”.

Hay muchos templos, Señor, llamados a ser convertidos en casa de Dios.
Y que tú ves cada día profanados:
Por un corazón sin amor.
Por un corazón sin comprensión.
Por un corazón sin perdón.
Por un corazón sin sensibilidad.
Por un corazón lleno de malos deseos.
Por un corazón manchado por malos y vulgares deseos

No te interesa la grandeza de nuestras paredes.
Pero te interesa a vida que llevamos dentro.
¿No tintinearán demasiado las monedas en nuestros templos?
¿No sacarán más ruido las monedas que las oración?
¿No brillarán más las paredes que la santidad y a bondad del amor?

No profanamos nuestros templos destruyendo sus piedras.
Destruimos nuestros templos con la pobreza de nuestra oración.
No profanamos nuestros templos no contemplado sus cuadros.
Sino olvidándonos de contemplar el rostro de Dios.
Somos más turistas del arte, que turistas de Dios y del espíritu.

Señor: que nuestros templos brillen de vida.
Señor: que nuestros templos más que la belleza del arte manifiesta la belleza de de gracia.
Señor: que no profanemos nuestros maravillosos templos de arte.
Señor: que no profanemos estos templos vivos de nuestros hermanos.
Señor: echa fuerza todo lo que nos impide vivirte.
Señor: echa fuerza todo te vernos.

Clemente Sobrado cp.

Anuncios

Una respuesta a “Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Viernes de la 33 a. Semana – Ciclo C

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s