Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Martes de la 1 a. Semana – Ciclo A

“… y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad…. Este enseñar es nuevo. Su fama se extendió enseguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea”. (Mc 1,21-28)

¿Por qué la gente se aburre con la predicación de la Iglesia?
¿Por qué la gente tiene tan pocas ganas de escucharnos?¿Por qué la gente tiene ganas de que terminemos nuestras homilías?
¿Por qué nuestras homilías dicen tan poco a los fieles?
No creo que todo esto sea un misterio para nadie.
Ni creo que con ello esté ofendiendo a nadie.
Me estoy preguntando y cuestionando a mí mismo.
Y estoy preguntando y cuestionando filialmente a mi Iglesia.

Cuando Jesús comenzó su predicación en Cafarnaún, todos “quedaron asombrados de su doctrina”. ¿Razones? “Porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad”.

El Evangelio tiene que se una buen y nueva noticia.
¿Quién lee los periódicos de la semana anterior?
¿Quién presta atención e interés por las noticias de hace ocho días?
Eso era lo que enseñaban los escribas.
Mientras que Jesús enseñaba cosas nuevas. No era de los que repetía el sermón, como aquel amigo mío que iba poniendo la fecha y el lugar donde lo había predicado ya. Un tío mío me decía un día: ¿para qué voy a ir a Misa si ya me sé de memoria los sermones del cura? No le doy la razón, pero tampoco me extraña su reacción.

Hay que decir algo nuevo, no repetir de memoria lo de siempre, porque el Evangelio, siendo el mismo, es diferente cada día.
Solo actualizando el Evangelio seremos capaces de despertar la atención y la “admiración” de la gente.
Sólo así podremos atraer a la gente.

Así como Jesús se fue por otros caminos distintos a los de los escribas, ahora también Dios va por otros caminos.
Digamos que ahora Dios va por los caminos de los hombres, sanando y curando a los hombres.
Ya no enseñar con explicaciones, que harán falta, sino enseñar sanando las heridas de los hombres.
“Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo… Cállate y sal de él. Y el espíritu lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió”.

Con Jesús, la gente siente que una nueva primavera está floreciendo. Y como sucede con toda primavera, todos comenzamos a salir de nuestros gélidos inviernos.

¿Qué hay que hablar de Dios?
Jesús lo hacía. Pero hablaba del Dios comprometido con el hombre.
Hablaba de Dios al hombre, pero a través del hombre mismo.
Juan Pablo II en su primera Encíclica hablaba del “hombre como camino de Dios”.

Todos nos lamentamos de cómo, sobre todo los jóvenes, se alejan de la Iglesia.
Eso puede ser simplemente un dato sociológico, estadístico.
Pero ¿estará ahí el verdadero problema?
¿No sería mejor preguntarnos el por qué?
¿Y cómo atraerlos?
Durante mis vacaciones, uno de mis familiares me comentaba de un sacerdote, ya jubilado por problemas de salud y, cómo había logrado ganarse a la juventud que ahora le llenaba la Iglesia.
Es posible que sus métodos no fuesen muy ortodoxos para muchos.
Tampoco creo que lo que Jesús hizo en la sinagoga de Cafarnaún fuese demasiado ortodoxo para los escribas que se quedaban solos. Pero Jesús ganaba la admiración de la gente y hacía perder la credibilidad de los escribas: “Habla con autoridad y no como los escribas”.

La gente ya mira poco al cielo. A lo más, los astrónomos contemplando las estrellas.
La gente mira al cielo contemplando al hombre, devolviéndole esperanza e ilusión.

Clemente Sobrado cp.

Anuncios

Una respuesta a “Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Martes de la 1 a. Semana – Ciclo A

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s