Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Jueves de la 7 a. Semana – Ciclo A

“Dijo Jesús a sus discípulos: “Todo aquel que dé a beber un vaso de agua, por ser ustedes de Cristo, les aseguro que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te hace caer, córtatela: más te vale entrar manco en la vida que ir con las dos manos al infierno”. (Mc 9, 41-50)

El Evangelio nos presenta tres ideas fundamentales.
La primera: Dar de beber un vaso de agua por haber creído en Jesús.
Lo que hagamos a uno de estos pequeños a mí me lo habéis hecho.
Aparentemente Jesús nos pone la salvación muy barata.
Un simple vaso de agua es suficiente para entrar en el reino.
Es que un simple acto de amor es suficiente como para transformar a cualquiera.
Un simple acto de amor es más importante que todo el resto que hagamos.
Un simple acto de amor es más grande que todos los tesoros que tengamos.
Un simple acto de amor es capaz de cambiar y renovar nuestro corazón.

No esperemos a hacer cosas grandes.
La vida se vive cada día de cosas pequeñas.
Y uno va creciendo cada día de pequeños detalles de fidelidad.
La cosas grandes no siempre podremos hacerlas.
Pero las cosas pequeñas las podemos hacer cada día.
Los grandes actos de amor no siempre dependen de nosotros.
Pero de nosotros sí dependen los pequeños detalles de amor y generosidad.
No esperemos a ser santos dando nuestra vida.
Pero sí tratemos de serlo con las pequeñas caridades de cada día.

Lo segundo: Hay que evitar el escándalo.
El escándalo puede matar la vida de los pequeños.
El escándalo puede matar el corazón de los pequeños.
El escándalo puede impedir que los pequeños crezcan en su amor y entrega a Dios.
El escándalo es poner piedras en el camino de los que quieren llegar a la santidad.
El escándalo es poner piedras en el camino para que tropieces.
El escándalo es ser motivo que desvía del camino a los que han tomado en serio le santidad del Evangelio.
Escándalo es poner obstáculos en el camino.
Escándalo es desviar a alguien del camino.

Lo tercero: “si tu mano, tu ojo, tus pies, te son un estorbo para tu fidelidad al Evangelio, mejor te los cortas”.
De poco importa llegar al cielo manco, ciego o cojo.
Puede que aquí Jesús se muestre un tanto radical.
Pero ¿no será también la radicalidad algo esencial en nuestra vida?
Porque eso de andar siempre a medias, no lleva a ninguna parte.
El vivir a medias tintas, no pasa de ser una forma de engañarnos.
El vivir a medio esfuerzo, no nos llevaré nunca muy lejos.

No es que Jesús nos quiera mancos, cojos o ciegos.
Lo que Jesús quiere es que sepamos valorar nuestra fidelidad a Dios.
Todo lo demás es relativo.
Y vivir solo de la relativo no nos servirá de mucho.
O somos o no somos.
O somos bautizados o no lo somos.
O somos cristianos o no lo somos.
O creemos o no creemos.

Clemente Sobrado cp.

Anuncios

Una respuesta a “Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Jueves de la 7 a. Semana – Ciclo A

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s