Pensamientos de camino a la Pascua (6ta parte)

37.- «Todo está cumplido». (Jn 19, 30)
Los caminos son tan largos como la misión que estamos llamados a cumplir. Cuando nuestra misión ha terminado, ahí termina nuestro camino. Lo hemos dado todo cuando nos hemos dado a nosotros mismos. Lo hemos dado todo cuando hemos dado nuestra vida. Jesús está a punto de morir. A Él nadie le quita la vida. La entrega. La da. Su morir será su última manifestación de amor. Su muerte no borrará el camino andado. El camino seguirá ahí, abierto para que otros lo puedan andar. Y la misma muerte se hará camino de todas las fidelidades.

38.- «Padre, en tus manos pongo mi espíritu». (Lc 23, 46)
Más allá de la muerte no está el vacío. Más allá de la muerte hay unas manos que esperan. Morir no es lanzarse al vacío de la nada. Morir es dejarse caer en las manos invisibles del Padre. La muerte de Jesús nos habla de trascendencia. Su muerte no será el final, sino la puerta de salida a lo que está más allá, al otro lado. Dios había callado en sus largas horas de agonía. Y sigue callado. Sin embargo ahí sigue vivo en el corazón de Jesús. Sabe que el Padre calla. Pero sabe que está ahí. Sabe que el Padre no hace nada. Pero está ahí con las manos extendidas. Sabe que el Padre no da la cara. Pero está. Vino del Padre. Vivió en el Padre, y ahora vuelve al Padre. Es la historia de cada día. Nuestras raíces se ahondan en el corazón del Padre. Nacimos de un pensamiento del corazón de Dios. Y nuestro horizonte vuelve a ser el Padre. Porque cada día estamos camino a la casa del Padre.

39.- «Ciertamente este hombre era justo». (Lc 23, 47
Jesús acaba de morir. Su cuerpo aún conserva el calor de la vida. Y la semilla de mostaza ya empieza a abrir sus ramas a todas las aves del cielo. Ahora es el Centurión romano. Pagano él, su corazón comienza a abrirse a las invitaciones del Reino. La muerte de Jesús se hace fecundidad de vida allí mismo en el Calvario. La muerte tiene mucho de vida. Saber morir y sobre todo saber morir por los demás, no es inútil. El grano que no muere queda solo. Pero el grano que muere en las entrañas de la tierra se hace fecundo. Es la fecundidad de toda muerte. Es la fecundidad del Calvario. La fecundidad de la Cruz. La fecundidad de dar la vida por los otros.

40.- «Mirarán al que traspasaron». (Jn 19, 37)
¡Cómo cambian las cosas! Hasta hace unas horas, la Cruz era signo de maldición. Y el que colgaba del madero era un maldito. Pero, desde que Jesús subió a la Cruz, ni la Cruz es una maldición ni el crucificado un maldito. Cruz y Crucificado se hacen bendición. Porque se hacen vida y revelación de Dios. Ahora, cuando el hombre quiera saber algo de Dios, le bastará mirar a la Cruz. Y en ella podrá leer el amor hasta el extremo que le tiene. Lo que antes era incomprensible ahora se hace claridad. En la Cruz, Dios clarifica la verdad de Dios para con el hombre. Y la historia llega a la plenitud de su verdad. Porque en la Cruz da comienzo una nueva historia para los hombres.

41.- «En el lugar donde había sido crucificado
había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo». (Jn 19, 41)
Había un huerto. Un jardín. Huerto y jardín nos hablan de creación y nos hablan de semillas, de flores y de vida. Es la lectura que nos hace Juan sobre el Calvario. El Calvario es el nuevo huerto de la nueva creación. Del hombre nuevo que nace de la muerte de Jesús. El Calvario es el huerto donde se siembran las nuevas semillas que serán las flores y los frutos nuevos de la Pascua. En el Calvario, en la muerte de Jesús, hasta el sepulcro es nuevo. No estrenado por nadie. Porque es a partir de su muerte que también los sepulcros serán todos nuevos, porque en cada uno de ellos dejará de escribir su nombre la muerte para escribir su nombre la vida.

Clemente Sobrado cp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s