Bocadillos espirituales para vivir la Pascua: Lunes de la Octava de Pascua

Escucha aquí la homilía dominical: http://bit.ly/homilias.

Las mujeres se marcharon a toda prisa del sepulcro; y corrieron a anunciarlo a los discípulos. De pronto, Jesús les salió al encuentro y les dijo: “Alégrense”. Ellas se acercaron, se postraron ante él y la abrazaron los pies. Jesús les dijo: “No tengan miedo: avisen a mis hermanos que vayan a Galilea y allí me verán”. (Mt 28,8-15)

Alegraos... No tengáis miedo: id a comunicar a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán

Primera novedad de la Resurrección.
Los primeros testigos del Resucitado fueron las mujeres.
La cultura y la antigua religión de la Ley negaba que las mujeres fuesen testigos.
Y en primer cambio que vemos el día mismo de Pascua es:
Jesús les salió al encuentro.
A las primeras que les anunció la alegría de la Resurrección.
“Alégrense”.
“No tengan miedo”.
Las primeras elegidas para llevar la noticia a los Discípulos.
“Avisen a mis hermanos que vayan a Galilea y allí me verán”.

Los primeros en verlo resucitado: las mujeres.
Los primeros testigos de que está vivo: las mujeres.
Los primeros evangelizadores que anuncian: las mujeres.

Las comunidades de Mateo revalorizaron a la mujer.
Y la convirtieron en los testigos del mayor acontecimiento de la Iglesia.
Y fueron ellas:
Las que comenzaron evangelizando llevando la “Buena Noticia”.
Las que comenzaron la evangelización como anuncia “alegre”.
Las que comenzaron la evangelización con “alegría y sin miedo”.
Las primeras comunidades que rompieron con la cultura anti-mujer.
Las primeras comunidades que dieron su lugar a las mujeres en la Iglesia.
Las primeras comunidades que hicieron de las mujeres evangelizadoras de los mismos pastores.

¿Por qué luego las hemos hecho callar en la Iglesia?
¿Por qué luego las hemos marginado a las sacristías a lavar y planchar albas y purificadores?
¿Por qué luego no les hemos reconocido credibilidad en la Iglesia?
¿No será que nos olvidamos de que la resurrección es el centro de la Iglesia?
¿No será que nos olvidamos de que el gran anuncio de en la Iglesia es que “Jesús está vivo”?
¿No será que también a nosotros nos cuesta salir de la religión de la Ley?

¿Tendrá que resucitar de nuevo Jesús:
Para que vuelva a salir al encuentro de la mujer?
Para que vuelva a saludarlas con el saludo pascual?
Para que vuela a enviarlas a los Pastores de la Iglesia a darles la buena noticia?

Me encanta la Secuencia de la Misa de Resurrección, que recupera la presencia de la mujer:

“¿Qué viste de camino,
María, en la mañana?”
“A mi Señor glorioso,
la tumba abandonada,

los ángeles testigos,
sudarios y mortaja.
¡Resucitó de veras
mi amor y mi esperanza”.

“Venid a Galilea,
allí el Señor aguarda;
allí veréis los suyos
la gloria de la Pascua”.

¡Gracias, mujeres, que nos regalasteis la Pascua!
¡Gracias, mujeres, primeros testigos del Resucitado!
¡Seguid, mujeres, vuestra misión pascual!
¡Dejad de ser el silencio de la Iglesia!
Y regaladnos cada día “vuestro genio femenino” que dice el Papa.

Mientras los Jefes se empeñan en negar la Pascua.
Y mientras los soldados venden su mentira.
Vosotras seguís gritando: “Está vivo y os espera”.

Clemente Sobrado cp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s