Pensamientos para caminar: Los hijos (6ta parte)

Lee la 5ta parte de este post aquí: https://goo.gl/AMefRX

26.- Nuestra época sabe “hacer el amor”. Sabe hacer hijos; pero no siempre sabe “vivir un amor”. El amor no se hace. El amor nace, se dice, se expresa y se comunica. Cuando el amor es algo que tenemos que “hacer”, el amor se hace una cosa, un objeto más del consumo humano. Pero como todo lo que se consume, llena de momento y luego se sigue teniendo más hambre. No hagas tanto el amor y ama más.

Padres e hijos

Flickr: yardrath

27.- Khalil Gibran decía: “Cuando amáis no debéis decir “Dios está en mi corazón” sino “estoy en el corazón de Dios”. Cuando dices que amas a tu esposa o a tu esposo, no digas que lo tienes o la tienes en tu corazón, sino di más bien que tú estás en su corazón. Cuando dices que amas a tus hijos, no digas que los llevas en tu corazón, di que tú estás en el corazón de tus hijos. Porque amar, no es tener a los demás en ti, sino estar tú en ellos.

28.- No basta poseer el sol si no somos capaces de darlo. La frase es de Paul Claudel. Estimado amigo, no basta tener amor si no eres capaz de amar. No basta tener cosas si no eres capaz de compartirlas. El tener enriquece tu vanidad y tu egoísmo. Pero el dar enriquece a los demás y los hace vivir mejor. El dar te hace ser más y que los demás también lo sean.

29.- “Antes de ponerte a buscar el sentido de la vida, ámala. Si amas la vida, te haces un ser viviente”. Así se expresaba Dostoievski. Quien se pasa la vida preguntando por el sentido de la vida, no vive la vida. Quien se pasa la vida preguntando por el sentido del amor, no ha amado nunca. Quien se pasa la vida preguntando por el sentido de la familia, del hogar, nunca se ha sentido familia. Vive, pues el vivir es la clave del sentido de las cosas.

30.- Estimado amigo, tú tienes fe en tus hijos. Pero cuidado, ¿no será esa fe un motivo para desentenderte de ellos, dejarles hacer lo que les da la gana para así quitártelos de encima y que no te fastidien? Tener fe en los hijos significa fiarse de sus posibilidades, pero en modo alguno puede significar dejarlos solos y a la deriva. También te fías de tu carro, pero no por eso sueltas tus manos del volante. Fíate de ellos, mas no los pierdas de vista.

Clemente Sobrado cp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s