Bocadillos espirituales para vivir la Pascua: Jesús, el Buen Pastor

Jesús Buen Pastor“Les aseguro que el que no entra por la puerta en el corral de las ovejas, sino que salta por otra parte, es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A este le abre el guardián, y las ovejas escuchan su voz, y el va llamando por su nombre a las ovejas y las saca fuera. Camina delante de ellas, y las ovejas le siguen, porque conocen su voz; a un extraño no lo seguirían”. (Jn 10,1-10)

Cada año, el cuarto domingo de Pascua está dedicado a los pastores y por eso se lee el Evangelio de Juan en el capítulo 10 sobre Jesús el buen pastor.
Jesús establece una serie de relaciones entre él y el rebaño que somos nosotros.
Da la vida por las ovejas.
Conoce a sus ovejas.
Las ovejas le conocen.
El Padre conoce al Hijo y el Hijo al Padre.
Y el Hijo da su vida por las ovejas.
Pero hay ovejas que aún no están en el rebaño.
También hay otros pastores que ni son dueños ni se preocupan, y ante el peligro huyen y el lobo destruye el rebaño.

Jesús modelo de pastores.
Ser pastor en la Iglesia no puede ser un título de prestigio.
Ser pastor en la Iglesia no es ocupar un lugar preferencial.
Ser pastor en la Iglesia no es tener privilegios.
Ser pastor en la Iglesia no es sentirse dueño de la Iglesia.
Ser pastor, al estilo de Jesús, es una maravillosa misión, pero también un gran compromiso.
Es dar la vida por las ovejas.

Ser pastor es estar dispuesto a darlo todo por su rebaño:
Dar su tiempo.
Dar sus cansancios.
Dar lo que tiene.
Darse a sí mismo.
Ser capaz de morir para que las ovejas vivan.

Con el Evangelio en la mano aún no logro entender que, el hecho de ser pastores, signifique en la Iglesia títulos de superioridad, privilegios y distinciones.
Es el primero en el rebaño del Pueblo de Dios.
Pero el primero a ir por delante.
Es el primero en olvidarse de sí mismo a favor del Pueblo de Dios.
Es el primero en no disponer de tiempo para descansar, mientras haya fieles que le necesitan.

El el Papa Francisco definió la figura del pastor, desde el Evangelio y desde su propia experiencia y desde lo que él busca en la Iglesia:

“Vuestra presencia -precisó el Papa- no es secundaria, es indispensable.
La pide el pueblo mismo, que quiere ver al propio obispo caminar con él, estar cerca de él.
Lo necesita para vivir y para respirar. No os cerréis.
Bajad en medio de vuestros fieles, también en las periferias de vuestras diócesis y en todas aquellas ‘periferias existenciales’ donde hay sufrimiento, soledad, degradación humana”.
Y les hizo esta invitación a “seguir el olfato que tiene el Pueblo de Dios para hallar nuevos caminos”
y la advertencia para evitar caer “en el espíritu del carrerismo” y de la ambición”.

Por eso ser pastor es una “vocación y un carisma”.
No somos pastores por propia iniciativa.
No somos pastores para tener una imagen significativa dentro del Pueblo de Dios.
Ni para tener títulos especiales que los identifiquen.
Ser pastor es configurarnos con Jesús y como él ser capaz de dar la vida por los demás.

Por eso, Jesús mismo establece la diferencia entre “el buen pastor” y el “mal pastor”, el “asalariado”.
El asalariado que, primero mira por sí mismo antes que por las ovejas.
El asalariado que, ante el peligro, prefiere su vida a la de las ovejas.
El asalariado que, ante el riesgo, prefiere que “lobos extraños” destruyan el rebaño y maten a las ovejas.

La calidad de los pastores se demuestra por la calidad del rebaño.
La calidad de los pastores se demuestra por la vida del rebaño.
La calidad de los pastores se demuestra por la unidad del rebaño.

Para el Papa Francisco, el Pastor:
Va detrás del rebaño.
Va delante del rebaño.
Va con el rebaño.
Va en medio del rebaño.
Una misión nada fácil. Pero una misión maravillosa, porque es la que nos mejor nos configura con el mismo Jesús que “entregó su vida para que nosotros tuviésemos vida”. El mejor pasto del rebaño que es el Pueblo de Dios, es la vida de sus pastores.
Señor, danos pastores como tú que viven no para ellos sino para los demás.

Clemente Sobrado cp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s