Bocadillos espirituales para vivir la Pascua: La Ascensión del Señor

Ascensión del Señor

“Los Once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: “Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. (Mt 28,16-20)

Hoy celebramos el día de la Ascensión.
Digamos el día del regreso, el día de “volver al Padre”.
La Navidad fue la fiesta de la venida, el día de la “bajada”.
Por eso me gusta ver la Ascensión como la segunda Navidad.
No es la Navidad de la encarnación en la que, Jesús “sin dejar de ser lo que era, se rebajó hasta hacer uno cualquiera”.
Es la Navidad que pone fin a la primera y “sin dejar su naturaleza humana” regresa a la condición divina del Padre”.
Y hasta me atrevería a hablar de una tercera Navidad, ésta más silenciosa pero no menos real: “Sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”.

Es un día :
De despedida.
De envío a la misión.
De la misión de “hacer discípulos de todos los pueblos”.
De la misión de “bautizar a todos en nombre de la Trinidad”.
De “enseñar el Evangelio del amor”.

Tres ideas que tienen que ayudarnos a comprender la Ascensión.
Porque la Ascensión es misterio de Jesús.
Pero también misterio de cada uno de nosotros.
Es misterio de la presencia de cada día.

Misterio de Jesús:
Jesús, sin renunciar a la condición humana, vuelve a la condición divina.
Jesús como que ama tanto a los hombres que, aún en el amor del Padre, no nos puede olvidar a nosotros.
Jesús como que se ha acostumbrado tanto a compartir nuestra condición, que ya no se acostumbra a vivir sin nosotros.
Y por eso nos garantiza que “estará con nosotros”.
No de simple visita sino “todos los días hasta el fin del mundo”.

Misterio nuestro:
Jesús se va en un momento difícil.
“Muchos todavía vacilan” en su fe en él.
Muchos todavía parecen no estar maduros:
Para quedarse solos.
Para asumir los retos de la misión.

Una vez más hemos de reconocer:
Que Jesús nunca busca a los grandes.
Que Jesús nunca busca a los poderosos que se sienten seguros.
Sino que Jesús es capaz de fiarse y confiar:
en los inmaduros en la fe.
en los que dudan de él.
Jesús no espera a que sean hombres perfectos.
no espera a que sean especialistas.
no espera a que todos tengan “diploma en la fe”.
no espera a que seamos santos para que anunciemos el Evangelio.
no espera a que se nos canonice para que hagamos discípulos suyos.

Por eso mismo, él seguirá estando con nosotros.
Para hacer fuertes a los débiles.
Para hacer más fuertes a los ya fuertes.
Para hacer mejores a los buenos.
Para hacer valientes a los cobardes.

Por eso es la fiesta de Jesús.
Pero también la nuestra.
Es es fiesta porque él regresa al triunfo definitivo.
Es nuestra fiesta porque es la manifestación de la confianza de Dios en su Iglesia.
Es la fiesta de la confianza en cuantos creemos, por más que nuestra fe no siempre esté suficiente madura.

No sé si admirar más la confianza que Dios pone en nosotros, con nuestras vacilaciones.
O admirarnos a nosotros mismos que nos sentimos importantes.

Señor: si nos ves débiles, haznos fuertes.
Señor: si ves que te fallamos, que contemos con tu presencia.
Señor: si ves que todavía son muchos los que no te conocen, danos el coraje de seguir luchando.
Señor: aunque no te veamos, que sí podamos sentirte a nuestro lado.

Clemente Sobrado cp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s