Santo Tomás, Apóstol

“Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: “Hemos visto al Señor”. Pero él les contestó: “Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo”. (Jn 20,24-29)

Diría que Tomás no asistió a la primera Misa pascual.
“No estaba cuando vino Jesús”.
Por otra parte:
Tenía una experiencia dolorosa del grupo.
Vivían con más miedo que valentía.
Las puertas cerradas.
Vivían con más tristeza que alegría.
No son ellos que salen a buscarle.
Es El que los busca a ellos en el escondrijo de sus miedos.
No era una comunidad que hiciese demasiado creíble al resucitado.

No es fácil creer a quienes, cuando él los dejó encerrados, no creían y tenían miedo.
Y sin embargo, desde que lo vieron cambiaron.
Hay en ellos un “antes” y un “después”.
Tomás conoce el “antes”, pero le cuesta aceptar el “después”.
Ahora ya no preguntan, ahora son ya “testigos”.
Pero Tomás no cree:
Ni en la comunidad.
Ni tampoco en el cambio.
Ni en los que han cambiado.
Este suele ser uno de nuestros problemas.
Creemos en lo que fuimos, pero nos cuesta aceptar que ha habido un cambio.
Preferimos la experiencia del pasado, que la novedad de lo nuevo.

Pero al domingo siguiente, Tomás sí va a Misa.
“Ahora Tomás está con ellos”
“Ahora Tomás está en la comunidad”.
Y la comunidad es el espacio donde el resucitado se manifiesta.
La Misa del domingo ¿no será el espacio normal para encontrarnos con el resucitado?
Porque es el encuentro con y en la comunidad.
¿No sería bueno fomentar más este sentido experiencial de la Misa dominical más que la obligatoriedad y el pecado de no asistir?

Tomás es el modelo:
De los que tratan de creer de “primera mano”.
No de los que creen “porque se lo han dicho”.
De los que creen haciendo “experiencia”.
No de los que creen por las ideas que recibieron.
Benedicto XVI insistía en el carácter de la fe como “encuentro personal”, algo que repite ahora el Papa Francisco.

Tomás quiere ver.
Quiere experimentar.
Es cierto que la fe se trasmite por la comunidad.
Pero también es cierto que no llega al corazón en tanto no hagamos la experiencia personal.
Todos comenzamos por creer a los testigos.
Pero necesitamos de la experiencia personal: “yo lo he visto”.
No podemos madurar en la fe solo por lo que otros dicen.
No somos cristianos de segunda mano.
Tomás, aunque peque contra la comunidad, quiere “tocar”.
Tomás comenzó a creer por “los dedos” y “por los ojos”.

Pensemos en el Bautismo:
Bautizamos en la fe de la Iglesia.
“¿Queréis bautizar a vuestro hijo en la fe de la Iglesia que acabamos de profesar?”
Pero luego ¿qué hacemos para que la personalice?
Algo parecido puede suceder con la Primera Comunión.
Mucha solemnidad, mucha fiesta, mucho vestido.
Pero luego al domingo siguiente ya no le llevamos a Misa ni nos ven ir ni comulgar.

Es cierto lo que dice Jesús: “Dichosos los que crean sin haber visto”.
Pero no lo dice todo.
Comenzamos a creer, tal vez sin ver, pero creyendo a los que sí vieron.
Pero luego no es suficiente creer a los que “han visto”.
Tenemos que “ver”.
Tenemos que “experimentar”.
Tenemos que “sentir”.
La verdadera fe madura comienza cuando podemos decir “yo lo he visto”.

Señor: quiero creer a tu Iglesia como primer testigo de tu Resurrección.
Señor: quiero creer a mis padres que vieron antes que yo.
Señor: quiero creer a aquellos que me hablan de Ti.
Señor: dame la gracia de ver tus llagas resucitadas y que hoy nos las muestras en la Eucaristía y en todos aquellos que llevan las señales de tu muerte.

Clemente Sobrado cp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s