Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: Miércoles de la 16 a. Semana – Ciclo A

“Salió el sembrador a sembrar, al sembrar, unas semillas cayeron al borde del camino; vinieron los pájaros y se las comieron. Otras en terreno pedregoso, donde apenas tenían tierra, y, como la tierra no eras profunda, brotaron enseguida; pero en cuanto salió el sol, se marchitaron y por falta de raíz se secaron. Otras cayeron entre espinos, que crecieron y las ahogaron. El resto cayó en tierra buena y dio fruto; unas ciento; otras sesenta; otras treinta. ¡El que tenga oídos que oiga!” (Mt 13,1-9)

¿Cuántas veces hemos cantado en la Eucaristía, la canción del sembrador?
Posiblemente hemos dicho palabras, pero ¿hemos ahondado en ellas? No estaría mal volviésemos a prestarle atención:

– Una mañana el sembrador
salió a los campos para sembrar.
Una mañana el sembrador,
sembró en mi vida su bondad.
CADA MAÑANA EL SEMBRADOR,
SEMBRANDO ESTÁ EN MI CORAZÓN,
CADA MAÑANA EL SEMBRADOR,
ESPERA EL TRIGO DE MI AMOR.
– Una mañana el sembrador
sembró el camino y el pedregal.
Una mañana el sembrador
no pudo entrar en mi heredad.
– Una mañana el sembrador
en tierra buena quiso sembrar.
Una mañana el sembrador
tan sólo espinas pudo hallar.
– Una mañana el sembrador
en cada grano cien quiere hallar.
Una mañana el sembrador
sembró en mi vida con afán.

“Cada mañana”, Cesáreo Gabaráin.

Tres historias en una historia:
La historia de Dios sembrando el Evangelio en nuestros corazones.
La historia de la distinta tierra de nuestros corazones.
La historia de semillas que se perdieron y de semillas que dieron fruto abundante.
Total: historia de Dios, sembrador y semilla a la vez..

La historia de Dios es la historia del sembrador y es la historia de Dios hecho semilla.
Y es la historia de Dios que encuentra distintas respuestas, porque encuentra distintos corazones.
Es la historia de Dios que, en su generosa abundancia, lo quiere sembrar todo.
Incluso allí donde sabe que no va a florecer.

Dios es la historia de la abundancia generosa.
Dios es la historia del rechazo y la aceptación.
Dios es la historia de los corazones que se cierran.
Dios es la historia de los corazones que se abren generosos.

A Dios no le duele que muchas semillas se pierdan.
A Dios no le duele que muchos corazones le rechacen.
A Dios no le duele que muchos corazones prefieran las zarzas que todo lo ahogan.
Dios se siente feliz:
Por aquellas semillas que no dieron fruto, pero le queda la alegría de habernos dado la oportunidad.
Por aquellas semillas que encuentran tierra buena.
Por aquellas semillas que fructifican de manera distinta.
Quisiera que todas fructificasen al ciento por uno.
Pero se contenta aún con aquellas que solo han fructificado al treinta por ciento.
Una sola semilla que ha dado fruto ya es una alegría para Dios.

El problema no es el sembrador.
Tampoco de la semilla.
El problema es la tierra.
El problema no es Dios que no nos da oportunidades.
El problema somos nosotros que no sabemos aprovecharlas.
El problema de la santidad no es problema de Dios.
El problema la respuesta que nosotros damos a la gracia.
El problema no es el Evangelio.
El problemas somos nosotros que oído le prestamos como Palabra de Dios.

Pero sí tendremos que examinar:
Qué tipo de tierra somos.
¿seremos camino endurecido donde otros se comen la semilla?
¿seremos un corazón superficial y sin profundidad donde el Evangelio no echa raíces?
¿seremos un corazón limpio, generoso, abierto a las semillas que cada día siembra en él?
Hay semilla para todos.
¿Habrá respuesta de todos?
Y los que respondemos ¿por qué respondemos de manera diferente?
La semilla sembrada por Dios es semilla de santidad.
¿Por qué unos somos vulgares mientras otros son santos?
No le preguntemos a Dios, sino a nosotros mismos.

Clemente Sobrado cp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s