Archivo de la categoría: familia

¡Feliz día, papá! ¡Feliz día, papás!

Día del Padre

Flickr: rockpointepics

 

Buenos días a todos los papás.
También al mío que hace muchos años se fue junto a Dios Padre.

Padre, tú me has enseñando a decir gracias.
¿Cuántos veces te he agradecido todo lo que me has dado?
Pues hoy quiero hacerlo.

¡Cuánto te pareces a José!
Eres el hombre que ha tenido y tiene que vivir de la fe y en la fe.
Tú fecundaste la semilla.
Y luego creció en la tierra de mamá, sin que tú la vieras crecer.
Pero creías en ella.

Tú has vivido de la fe con la ilusión de verme crecer.
Gracias, por creer en mí.
Tú te has gastado y fatigado para que no me faltase en pan.
Gracias, por todo cuanto has trabajado por mí.
Tú has soñado con un hijo grande.
Gracias, porque te has fiado de mí.
Tú has esperado mucho de mí.
Es posible que muchas veces te haya desilusionado.
Gracias por tus esperanzas en mí.
Tú me has acompañado, a veces con rigor, otras con tu debilidad.
Gracias, por tu compañía en mi camino.
Tú, es posible que tuvieras tus planes sobre mí.
Y mis caminos fueron por otros caminos.
Gracias, por no haberte defraudado de mí.
Tú me has reñido muchas veces.
Y yo me he molestado y hasta es posible te haya maltratado.
Gracias, por tus correcciones que me han ayudado a enderezarme.
Tú no siempre has tenido tiempo para estar conmigo, pero cuando has estado sentí tu presencia.
Gracias, papá por tu tiempo.

Oye, papá, ¿sabes una cosa?
¿Sabes que tú eres para mí el rostro de mi “papi del cielo”?
¿Sabes que en ti puedo descubrir la paternidad de mi “papi del cielo”?
¿Sabes que tus perdones me recuerdan los perdones de “mi papi del cielo”?
¿Sabes que tu amor me ayuda a descubrir el amor de “mi papi del cielo”?

Tienes una doble misión:
Ser mi padre humano cada día.
Ser la imagen de ese padre Dios en mi vida.
Te pareces a José en tu fe.
Pero te pareces más a “mi Padre del cielo”, que me ama, me perdona, me recibe y piensa cada día en mí.

Gracias, papá.
Y que, como hijo, nunca te defraude.

En tu día, ¡felicidades!

Clemente Sobrado cp.

Pensamientos para caminar: Los hijos (8va parte)

Lee la 7ma parte de este post aquí: https://goo.gl/m322Jj  

36.- Cada día compramos el periódico, escuchamos los noticieros de radio, TV. Queremos estar informados de las noticias. Sin embargo, cada día lo más importante es hacer que tu vida sea noticia para ti y para los demás. Por eso necesitas embellecerla de tal forma que cada día tenga novedad a vida y la novedad de la vida.

37.- Decía Tagore: “mientras voy caminando, se me derrama el agua de mi cántaro. Qué poca queda para mi casa…” Estimado amigo, en tu caminar por la vida vas derramando alegría, optimismo, esperanza, amor. Pero, a tu regreso a casa, ¿se habrá vaciado tu cántaro? ¿Por qué sonríes fuera y eres tan serio dentro? ¿Por qué hablas tan bonito en la calle y eres tan áspero en tu casa? Son los tuyos los que más necesitan de ti y de la bondad de tu corazón. No te vacíes fuera. Guarda siempre algo para los seres queridos que te esperan.

38.- San Valentín. Día de los enamorados. ¿Serán enamorados solo los jóvenes? Y los adultos y los viejos… qué… ¿solo recuerdos de un pasado lejano…? Cuando el enamoramiento termina con los últimos días de la juventud, el enamoramiento fue un juego. La verdad de los enamorados solo se aclara cuando dejan de ser jóvenes, solteros y se hacen maduros o se casan. Porque también los casados han de ser los eternos enamorados.

Old Couple

Flickr: Adam Cohn

39.- “Dos caminos divergían en el bosque. Y yo me fui por el menos transitado” Esto lo escribe Robert Frost en “El camino no tomado”. En tu vida, joven, hay siempre dos caminos: aquel por donde va todo el mundo y aquel otro solitario que te espera a ti. Si quieres ser tú mismo y no uno más entre tantos, elige el menos transitado. Sería un camino más solitario, pero es así, el camino que nos hace grandes es camino para pocos.

40.- Alguien dijo: “su lengua está de servicio, pero su cerebro está de licencia”. Es ésta una gran verdad. Unos dicen lo que piensan cuando en realidad están diciendo lo que sienten. Otros piensan lo que dicen. Y otros dicen y no piensan. Por eso necesitan hablar de los demás, porque en su cabeza no hay ideas que decir. Si no vas a decir algo que valga la pena, es mejor que no hables.

Clemente Sobrado cp.

Pensamientos para caminar: Los hijos (7ma parte)

Lee la 6ta parte de este post aquí: https://goo.gl/ahtlrN

31.- Dicen que el deporte une a los pueblos. ¿Unirá también a la familia? Ahora que estás de vacaciones ¿cuánto juegas con tus hijos? El juego es una manera de acercarte a ellos no desde tu autoridad de padre sino desde la sencillez de la igualdad. Quien no sabe jugar con sus hijos tampoco sabrá tener autoridad cuando sea necesario. Para saber acercarte a ellos en los momentos difíciles tienes que saber acercarte a ellos en los momentos sencillos de la vida.

32.- A los hijos no se les debe dar tanto que ya no sientan necesidad de nada. Cuando se come lo necesario el estómago se siente bien. Cuando se come con exceso el estómago se siente pesado. Amar a los hijos no significa complacer todos sus caprichos. Dales lo necesario, pero enséñales a saber privarse de algo, porque luego cuando la vida les niegue muchas cosas no tendrán capacidad para enfrentar las situaciones difíciles. El amor que lo da todo, puede ser la expresión de la debilidad del amor.

The father and son spenting the time together

33.- No exijas a tus hijos aquello que tú mismo no haces. Tu autoridad sobre ellos no está tanto en tu condición de ser su padre sino en la autenticidad de tu vida. Si tu vida niega lo que tus palabras afirman, terminarán por no creer ni en tus palabras ni en tu vida. Es decir, terminarán por no creer en tu autoridad y más bien temerán tu autoritarismo.

34.- La vida me lo dio todo. Yo no le he pedido nada. Es confesión de Libertad Lamarque. Un buen principio. La vida no te dará sino aquello que tú le des a la vida. Porque la vida, igual que los bancos, solo e devolverá en la medida en que hayas invertido. No exijas tanto de la vida sino exígete a ti mismo frente a la vida. Solo entonces la vida te lo dará todo.

35.- Los jóvenes creen que la vida comienza con ellos. En cambio los viejos piensan que la vida termina en ellos. La realidad es que no habría jóvenes si no hubiese ancianos. Ni habría ancianos si no hubiese jóvenes. Nadie es único en la vida. La historia es obra de todos. Lo importante es que cada uno viva el capítulo que le corresponde y deje que los demás escriban también el suyo.

Clemente Sobrado cp.

A las madres en su día

¡FELICIDADES!

A las madres que quisieron serlo y la naturaleza les negó esa alegría.
A las madres que no engendraron biológicamente, pero sí con su corazón
adoptando otros hijos.
A las madres abandonadas que tuvieron quehacer de madre y de padre.
A las madres que cada día cargan con su hijo a la espalda para poder darle de comer.
A las madres que lo dieron todo y fueron premiadas con la ingratitud de sus hijos.
A las madres que nos llevaron gozosas nueve meses en el santuario de su seno.
A las madres que nos alimentaron al calor de sus senos.
A las madres que nos enseñaron a amar con el calor de su amor.
A las madres que nos regalaron la vida con gran ilusión.
A las madres que despertaron en nosotros el gozo de la esperanza.
A las madres que soñaron con nuestro futuro y lo sembraron en nuestro corazón.
A las madres que supieron renunciar a nosotros para que fundáramos un nuevo hogar.
A las madres que han regalado alguno de sus hijos al servicio de Dios.
A las madres que nos enseñaron a amar a Dios como Padre.
A las madres que nos enseñaron a hablar con Dios cada noche al acostarnos.
A las madres que hoy se siente felices de habernos engendrado.
A las madres que renunciaron a ser madres para entregarse a Dios
en el servicio a los demás.
A las madres que hoy viven la alegría de su maternidad en el calor del hogar.
A las madres que han sufrido, pero que hoy sienten que su esfuerzo valió la pena.
A las madres que hoy reciben el beso, el abrazo y el cariño de sus hijos.
A las madres que ya se fueron, entre ellas la mía, pero que nos sonríen desde el cielo.

A todas ellas:
¡FELICIDADES, MAMÁS!

Clemente Sobrado cp.

Pensamientos para caminar: Los hijos (5ta parte)

Lee la 4ta parte de este post aquí: https://goo.gl/kJUw9x.

21. Un niño debía ser intervenido quirúrgicamente a los ojos. Y oyó decir que corría el peligro de perder la vista. “Papá, y cuando me quiten los ojos, ¿con qué ojos voy a ver?” “No te preocupes, hijo, verás con los ojos de papá”. ¿Tu hijo ve el mundo a través de tus propios ojos? ¿Cómo le estás enseñando a mirar ese mundo en el que él está entrando paso a paso?

Hijo

Flickr: forgotever

22. En tu vida hay muchas cosas importantes: tu trabajo, tus amigos, tus distracciones. Pero, ¿cuán importantes son tus hijos en tu vida? Si quieres saberlo con exactitud, pregúntate cuánto tiempo les dedicas a ellos diariamente, semanalmente, mensualmente. Cuando a los hijos solo se les dedica el tiempo que sobra, quiere decir que todo es más importante que ellos.

23. Cuando los hijos no se sienten importantes para los padres, los padres terminan por no ser importantes en la vida de los hijos. Y un hijo que crece sin el apoyo y la firmeza de su padre a su lado termina siendo víctima fácil de la sociedad, de los amigos, del ambiente. Es decir, termina no siendo él mismo sino aquello que los demás hacen de él.

24. El verano, las playas, el sol están llenos de juventud. Niños, jóvenes, adultos llenan las playas durante el verano. Y los ancianos, ¿dónde están? ¿Es que para nuestros “viejos” no hay verano? ¿Por qué los hijos no iluminamos el invierno de la vida de nuestros ancianos con el verano de nuestra juventud? También ellos tienen derecho a sentir el calor del sol y de nuestro cariño y nuestro amor.

25. Una sola cosa está prohibida en la vida: “Amar sin amor”. Existen demasiadas palabras y gestos de amor que están vacíos de amor. Palabras de amor pero que no tienen amor dejan un vacío en aquel a quien se dice amar. El vacío del amor. ¿Será por ello que todos andamos mendigando amor en cada corazón que encontramos? Nadie buscaría tanto ser amado si hubiese más gente que ama de verdad.

Clemente Sobrado cp.