Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: San Lucas, Evangelista

“¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias y no os detengáis a saludar a nadie por el camino”. (Lc 10,1-9)

San Lucas evangelista

Celebramos hoy la fiesta de San Lucas, evangelista.
El autor del Evangelio más humano y más tierno.
El Evangelio de la humanidad de Dios.
El Evangelio de la ternura del corazón de Dios.
Y el Autor de la historia de la Iglesia naciente.
Es el autor de la bondad, del Espíritu, del amor y de la iglesia.
Y la Liturgia le aplica esta página de su mismo Evangelio.
El Evangelio del envío.
El Evangelio del camino.
El Evangelio de la debilidad de los primeros predicadores.
El Evangelio de los enviados como “corderos”, pero “entre lobos”.
El Evangelio de los enviados marcados con la señal de la debilidad pero entre lobos.
El Evangelio de los desnudos que no necesitan nada, que les basta el Evangelio solo.

Hoy que tanto se habla de “nueva evangelización”, uno se pregunta ¿en qué consiste eso de “nueva”?
Me hace pensar que hemos perdido el estilo de la primera evangelización.
Me hace pensar que hemos perdido esa debilidad en medio de los grandes poderes.
Me hace pensar que hemos perdido esa libertad y desnudez, vestidos solo con la confianza en Dios.
Me hace pensar que tenemos que volver a los comienzos.

Escribe el Papa Francisco:
“Finalmente, remarquemos que la evangelización está esencialmente conectada con la proclamación del Evangelio a quienes no conocen a Jesucristo o siempre lo han rechazado. Muchos de ellos buscan a Dios secretamente, movidos por la nostalgia de su rostro, aun en países de antigua tradición cristiana. Todos tienen el derecho de recibir el Evangelio. Los cristianos tienen el deber de anunciarlo sin excluir a nadie, no como quien impone una nueva obligación, sino como quien comparte una alegría, señala un horizonte bello, ofrece un banquete deseable. La Iglesia no crece por proselitismo sino «por atracción» (EG n 14)

Nuestra misión no es la de convertir a nadie.
Para eso detrás vendrá El, que es el único capaz de cambiar los corazones.
“Los mandó por delante a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir él”.

No es la grandeza la que abre el camino a Jesús.
No es el poder el que abre el camino a Jesús.
Sino la debilidad y la desnudez.
El anuncio del Evangelio en sí mismo, desnudo de grandes retóricas.
El anuncio del Evangelio transparente y no revestido de grandes títulos.
Dios llega al corazón de los hombres por el camino de la debilidad.
Dios llega al corazón de los lobos, “los poderosos” por el camino de la debilidad.

“Nueva evangelización”, carecer de todo, menos de la experiencia profunda del Evangelio.
“Nueva evangelización”, la libertad de no tener nada, pero tener un corazón lleno de Evangelio.
“Nueva evangelización”, la libertad de no tener miedo a dar cara por el Evangelio, aún allí donde corremos peligro.
“Nueva evangelización”, la libertad de no tener miedo a ser testigos del Evangelio, a pesar de las consecuencias.
“Nueva evangelización”, la libertad de no creernos autosuficientes sino saber que:
en nosotros está él,
en nuestras palabras habla él,
en nuestros anuncios anuncia él.
“Nueva evangelización”:
Sentirse enviado por él.
Sentir que hablamos por él.
Sentir que actuamos por él.
Sentir que corremos el peligro de él.
Sentir que encontraremos estorbos en el camino como él.
Sentir los rechazos que él.
Sentir las marginaciones que él.
Sentir los fracasos que él.

La nueva evangelización no es algo que nace de nosotros, sino que es sentirnos enviados.
La nueva evangelización no dependerá de nuestras grandezas sino de nuestras pobrezas humana.
Dicho en palabras del Papa Francisco: “Cuánto me alegraría ver una Iglesia pobre y con los pobres”. ¿No será ese el camino que Jesús quiere hoy de la Iglesia?
¿Evangelización? San Francisco.
¿Evangelización? Carlos de Foucol.
¿Evangelización? Madre Teresa de Calcuta.

Clemente Sobrado cp.

Anuncios

Una respuesta a “Bocadillos espirituales para vivir el Tiempo Ordinario: San Lucas, Evangelista

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s